Olas que se vienen…

Por Alfred Cooper
  • Obispo anglicano y ex capellán protestante de La Moneda

Se avisa que 2019 será marcado por la agenda de las olas celestes y verdes que se enfrentarán por el tema del aborto libre. Visto el debate desde el lado pro vida como resguardo a los derechos humanos de la vida (Ola Celeste) y por el lado abortista como derechos reproductivos de la mujer (Ola Verde), ya se sabe que estas olas no dejan de colisionar, producto de las contradictorias miradas éticas de nuestra cultura secularizada.

Pero cómo no conmoverse, indignarse, repudiar y terminantemente calificar de inaceptable las cifras arrojadas por Worldometers a fines de 2018: casi 42 millones de abortos deliberadamente perpetrados ¡la mayor causa de muerte de la población mundial! Muertes a seres humanos inocentes que no constituían peligro alguno para la sociedad, ni nunca tuvieron la oportunidad de defenderse. El vientre de la madre, que una vez era pintado en la literatura como la incubadora amorosa y segura de la persona humana, ha llegado a constituirse en el lugar donde más muertes son provocadas en el mundo.

Por esta cruel demanda de un “derecho al aborto libre” en algunos países se otorga hasta los 9 meses del embarazo (en Canadá el aborto es legal en toda etapa del embarazo, Canada Health Act.). Hoy se están produciendo reacciones de rabia en madres que perciben que fueron engañadas al practicarse un aborto y que posteriormente sufrieron las agudas consecuencias: culpabilidad, depresión, y malestares generalizados de las cuales nadie les advirtió.

Una mucho mejor solución a un embarazo “no deseado”, descubrió Chile Unido, es el acompañamiento de la madre, ya que 85% llegan al feliz nacimiento de su bebé. Hoy se han salvado más de cinco mil chilenos del exterminio.

Desde el emblemático caso de Roe versus Wade, en EEUU en 1973, se han llevado a cabo más de 60 millones de abortos, es decir, el país entero de Italia. Pocos saben que la ahora fallecida Norma McCorvey (Roe) posteriormente, al observar la horrenda y lucrativa industria del aborto legal en un centro cerca de su casa se arrepintió y se tornó después en una ardiente defensora de la vida. Conociendo el dolor de la mujer que decide por el aborto, las organizaciones pro vida se están dedicando principalmente a acompañar y alojar a las madres que después jamás se arrepienten de haber traído al mundo a su bebé.

El 23 de marzo se viene la primera movilización masiva de Colectividades por las Dos Vidas que convoca a las más de 10 organizaciones por la vida a una acción destinada a mostrar el repudio que existe en el país ante el aborto libre. Se ha vuelto a colectar las firmas por la vida, en la página de Facebook.com/yofirmoporlavida. Aunque se cree que no existen los votos en el Parlamento para que triunfe el aborto libre, será importante demostrar el sentir del público chileno al respecto.

Las opiniones expresadas aquí no son responsabilidad de Publimetro

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo