El sueño del obispo…

Por Alfred Cooper
  • Obispo anglicano y ex capellán protestante de La Moneda

El reverendísimo Abelino Apeleo es el primer obispo mapuche en la historia. Fue consagrado como obispo auxiliar a pleno campo, en Chol Chol, en 1994, sirviendo en sus tierras de la Novena Región. Ha oficiado durante los conflictos recientes y ha logrado importantes éxitos en el papel de intermediario entre comuneros pehuenches y terratenientes que ocupaban predios ilegalmente. Su sueño es una región de Araucanía desarrollada, digna y en paz, integrada a Chile, pero con su identidad clara y que sea honrada por todos.

El obispo Apeleo no tienen pelos en la lengua… En un seminario dictado por antropólogos que adulaban la cosmovisión mapuche y lo loable que era dejar las tierras en barbecho y descanso, sin trabajarlas, él levantó la mano y sorprendió a la audiencia al decir: “¿Y quién es usted para venir a decirnos lo que debemos o no hacer con nuestras tierras? Nosotros también queremos desarrollar nuestra agricultura y usted presume paternalistamente sugerirnos que debemos quedarnos en nuestro pasado. ¡No queremos quedarnos en nuestro pasado! Como cualquier pueblo queremos avanzar con los tiempos. Eso sí, marcando nosotros las pautas y trabajando con un Estado que reconoce nuestra historia, nuestra dignidad y nuestros derechos a tal desarrollo”.

Es que Abelino es un mapuche cristiano, heredero del trabajo misionero anglicano de casi dos siglos. Mantiene que su cultura mapuche ha sido enriquecida, fortalecida, mejorada por la fe cristiana y bíblica. Su ministerio a su pueblo a través de los años ha ido dando testimonio de cómo Cristo ha visitado a las comunidades mapuche llamándolas como a todo pueblo al arrepentimiento y a la fe en Él. El resultado, según Apeleo, han sido comunidades fortalecidas en paz y prosperidad, borrachos y enviciados rescatados de la miseria y transformados en hombres y mujeres de familia y de noble trabajo. La generación que crían ha sido prolija, además, alcanzando niveles de educación y desarrollo personal envidiables. Pero poco se conoce de este humilde y creciente agrupamiento de evangélicos mapuche que se esmera por su respetable desempeño en el país.

El obispo Apeleo tiene más exigencias: que se reconozca el derecho del pueblo mapuche a desarrollar su propia identidad, escribir su propia historia y forjar su propio futuro. Quiere que se enseñe la cultura indígena y la lengua mapudungun en los colegios de la Araucanía obligatoriamente y que se ofrezca como opcional en el resto del país (así como las demás lenguas originarias). Exige que junto a la entrega de tierras si correspondiera legalmente, se establezcan escuelas agrícolas para los comuneros, de tal manera que tengan las herramientas adecuadas para desarrollarlas. Quiere libertad de credo entre los pueblos, ya que nota que el respeto, la paz y el sentido de comunidad inherente a la cultura mapuche es fortalecida por la fe personal en Cristo.

Las opiniones expresadas aquí no son responsabilidad de Publimetro

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo