De la ternura al paroxismo

Por Joel Poblete
  • Periodista especializado en cine, programador de Sanfic y comentarista en Radio Cooperativa

Entre extremos muy opuestos se mueven las novedades de la cartelera: mientras también hay lugar para un thriller de ciencia ficción ("La rebelión") y un drama histórico sobre dos personajes ya previamente abordados en el cine ("Las dos reinas"), ahora dirigido por una realizadora que puede aportar una óptica más femenina, los dos estrenos más llamativos de esta semana son un entretenimiento familiar y un desaforado trabajo de un "enfant terrible" del cine actual.

Como parte de la nueva tendencia que Disney ha estado desarrollando en los últimos años al filmar versiones con actores reales de sus cintas animadas más recordadas -los llamados filmes "live-action"-, ahora es el turno de "Dumbo", y el cineasta a cargo no podía ser más idóneo: Tim Burton, cuya filmografía siempre se ha caracterizado por reivindicar a protagonistas incomprendidos o rechazados por las convenciones sociales, como es el caso del elefantito que protagoniza esta historia.

Más contenido que en su anterior incursión adaptando un clásico Disney -la recargada "Alicia en el país de las maravillas"- y muy cómodo en el ambiente circense que ya ha retratado en otras oportunidades, Burton entrega un filme tierno y entretenido, de atractivas imágenes y buenos efectos digitales, con un reparto muy adecuado. Eso sí, aunque hay guiños visuales y sonoros al filme original, la adaptación funciona, pero no logra superar al inolvidable y encantador trabajo que desde 1941 nunca deja de conmover y fascinar.

En un extremo totalmente distinto, el controvertido realizador argentino-francés Gaspar Noé regresa con "Climax", estrenado el año pasado en la Quincena de Realizadores del Festival de Cannes. Tras dos décadas de trayectoria, en su quinto largometraje el director de "Irreversible" vuelve a hacer lo que mejor sabe: provocar y dividir a los espectadores, porque una vez más sus fans confirmarán por qué lo consideran una figura de culto, y a la vez le dará nuevos argumentos a sus detractores que sólo lo consideran un artista pretencioso y de escasa profundidad y relieve en sus personajes y situaciones. Exacerbado y lisérgico, tan intenso y extremo como siempre, acá nos sumerge en un viaje sensorial en el que vuelve a demostrar su gran manejo de la cámara y la espacialidad, y nadie podrá negar que las impresionantes escenas de baile de esta película son en verdad deslumbrantes. Una vez más, Noé no deja a nadie indiferente.

"Flow"

Dos realidades tan aparentemente distintas como las del Ganges en la India y el Biobío en nuestro país, son las que aborda de manera muy particular el realizador Nicolás Molina en su primer largometraje en solitario, tras co-dirigir "Los castores" (2014). Ganador de la Competencia de Cine Chileno en Sanfic, en este nuevo documental el director vuelve a retratar la relación del hombre y su entorno natural; con toques de humor, poética visualidad y un buen trabajo de fotografía y sonido, "Flow" es un trabajo atractivo y atípico, que cautiva por su humanidad y resalta por su capacidad de observación y atención a los detalles.

Las opiniones expresadas aquí no son responsabilidad de Publimetro

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo