Una cartelera entre Disney y el porno

Por Joel Poblete
  • Periodista especializado en cine, programador de Sanfic y comentarista en Radio Cooperativa.

La cartelera de esta semana vuelve a estar muy ecléctica, transitando desde la entretención familiar, el terror y la comedia… hasta el porno. En medio de la ola de adaptaciones "live action" de sus clásicos animados, Disney ofrece ahora su nueva versión de "Aladdin" dirigida por Guy Ritchie, que 27 años después trae la misma historia, aunque con modificaciones en la trama y algunos detalles acordes a los tiempos actuales, como una mayor importancia para la princesa Jazmin, incluyendo una nueva canción. Hay una atractiva ambientación y buenos efectos especiales, tal como se esperaba, quien se roba la película es Will Smith encarnando al Genio -aunque no supera el inolvidable despliegue de Robin Williams- y quizá es más efectiva que otro reciente intento en este ámbito como "Dumbo", pero igual no se justifica que se alargue por al menos media hora.

Tal como muchos han señalado desde que se conocieron sus primeros avances, la premisa de "Brightburn: Hijo de la oscuridad", segundo largometraje de David Yarovesky, es como los orígenes terrestres de Superman, pero en una variante oscura y perturbadora. Y también hay indudables ecos de otro clásico setentero, "La profecía", en esta producción que destaca por las buenas actuaciones y la acertada puesta en escena y manejo del suspenso de Yarovesky. Por supuesto que al ser una película fantástica no se le puede pedir verosimilitud, pero igual hay algunas resoluciones argumentales que no convencen del todo, aunque en conjunto es un atractivo y logrado filme de terror.

Si bien en 2013 dirigió el filme animado "Metegol", desde hace una década, cuando estrenó la película por la cual ganaría el Oscar, "El secreto de sus ojos", que el argentino Juan José Campanella no filmaba un largometraje con actores, y por eso había bastantes expectativas con "El cuento de las comadrejas", nueva versión de una comedia de culto del cine transandino de 1976. El resultado es efectivo en su cáustica comicidad, gracias a un sólido cuarteto protagónico -encabezado magníficamente por la veterana Graciela Borges- que saca mucho partido a los sarcásticos y mordaces diálogos y a las corrosivas alusiones al mundo del cine, aunque a ratos el ritmo decae y la película se alarga.

Desde Argentina llega también "Las hijas del fuego", que se verá en salas alternativas como el Cine Arte Alameda. El más reciente trabajo de una de las directoras más interesantes y radicales del otro lado de la cordillera, Albertina Carri, ha sido definido como "road movie porno lesbofeminista" y con sus abundantes desnudos y escenas de sexo explícito es una apuesta arriesgada, desinhibida y provocadora que no abunda en matices o sutilezas; y de seguro dividirá al público entre quienes cuestionen la ausencia de una historia o argumento en el sentido tradicional y la encuentren agotadora, excesiva, incómoda y reiterativa, y quienes valoren su capacidad de ser distinta y sorprendente, y su audacia al desafiar las convenciones y estereotipos de la representación en pantalla del placer carnal.

Las opiniones expresadas aquí no son responsabilidad de Publimetro

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo