Poder elegir

Por Francisca Camus

* Directora académica de Belén Educa

Durante este mes está debutando el nuevo Sistema de Admisión Escolar (SAE) en la Región Metropolitana y en otras regiones del país, concluyendo así el proceso de implementación, que se inició el año 2016, en la Región de Magallanes. La premisa que se busca cumplir es dar libertad a los padres para elegir el colegio en que quieren educar a sus hijos.

Desde ahora, las pruebas de selección, las entrevistas y las colas realizadas para postular a los colegios municipales y particulares subvencionados, se cambian por un sofisticado software que se encarga de centralizar toda información, priorizando a los estudiantes según algunos parámetros previamente definidos en la ley, como: hermano/as en el colegio; 15% de prioritarios, hijos de funcionarios del colegio; y ex alumnos que deseen volver a su establecimiento.

Es un avance, pero también es innegable que este proyecto requiere mejoras. Por ejemplo, dar libertad para flexibilizar el porcentaje de estudiantes vulnerables a aquellos establecimientos que entregan educación de calidad y declaran preferencias por este segmento de alumnos. O bien, considerar como criterio de preferencia a los niños que viven en un mismo techo, sin importar su lazo de consanguinidad.

Para cumplir con el propósito de esta ley es fundamental aprender de la experiencia de implementación previa y poner fuerza en las mejoras necesarias. Ésta es la única manera de seguir avanzando en la dirección correcta, para romper con la enorme segregación que existe en nuestro país. Sabemos que, según la Ocde, es una de la más altas del globo, una situación que, además, sólo propicia que coexistan dos tipos de realidades: una educación de buena calidad para los más ricos y otra de baja calidad para los más pobres.

Las opiniones expresadas aquí no son responsabilidad de Publimetro

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo