Animación políticamente incorrecta

Por Joel Poblete

* Periodista especializado en cine, programador de Sanfic y comentarista en Radio Cooperativa.

Teniendo como estandarte un logro tan significativo como el Oscar para "Historia de un oso", el cine de animación local está dando pasos cada vez más firmes. Sin embargo, en el terreno del largometraje los ejemplos aún son esporádicos, y generalmente orientados al público infantil, como "Ogú y Mampato en Rapa Nui" (2002), y "Papelucho y el marciano" (2007), ambas de Alejandro Rojas. Por lo mismo, ya el solo hecho de estrenar en cines una película animada chilena para mayores es un mérito no menor que hay que reconocerle a "Homeless", adaptación a la pantalla grande de la serie televisiva homónima que se emitió en 2015, que llega impulsada por sus mismos directores-guionistas, junto a la productora Fábula, en su primera incursión en este ámbito.

Estrenada mundialmente en uno de los certámenes más importantes de animación, el Festival de Annecy (Francia), esta nueva incursión nacional para adultos es muy distinta de la reciente y elogiada "La casa lobo", primer largometraje local en stop motion que sin dudas alcanzaba dimensiones perturbadoras e incluso siniestras bajo una superficie de cuento infantil; si hubiera que establecer alguna filiación con otra película nacional de animación para público no infantil, por su humor para adultos y la mirada a la sociedad actual, "Homeless" recuerda más a "Cesante" (2003), de Ricardo Amunátegui.

Políticamente incorrectos desde su "declaración de principios" -"Esta película no discrimina, ofende a todos por igual"-, los realizadores y guionistas Jorge Campusano, José Ignacio Navarro y Santiago O'Ryan -quienes el año pasado se lucieron con el corto "Waldo's Dream", suerte de producción derivada de este largometraje, y que ahora es incluido como parte de la historia- despliegan una desbordada trama y personajes delirantes, pero los alcances de su virulenta sátira social y su negrísimo humor son menos efectivos de lo esperable. Quienes seguían la serie probablemente aprecien mejor este filme, pero para los demás espectadores se puede sentir largo, reiterativo, plano y escasamente gracioso. De todos modos, hay que valorar y reconocer el esfuerzo y trabajo detrás de un proyecto como éste, tan atípico en nuestro cine.

"Mejor que nunca"

La crítica ha sido en general bastante implacable con esta primera incursión en la ficción de la realizadora documental Zara Hayes, enésima producción centrada en personas de la tercera edad que demuestran que pese a los obstáculos físicos que surgen con el paso de los años, aún tienen energía, vitalidad y entusiasmo.

A estas alturas es un verdadero subgénero fílmico con sus propios clichés y estereotipos, y en ese sentido esta película en verdad es bastante convencional, simple y predecible, lo que puede explicar la negativa recepción crítica, sumada a que los personajes y situaciones no están a la altura del talento y carisma de su atractivo y veterano elenco. Sin embargo, si los espectadores no son demasiado exigentes o severos y sólo buscan entretención liviana durante sólo una hora y media, puede ser un producto simpático y ameno.

Las opiniones expresadas aquí no son responsabilidad de Publimetro

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo