La comunidad escolar frente a una crisis

Por Francisca Camus

* Directora académica de Belén Educa

En una crisis como la que hoy vive Chile, todas las organizaciones se ven obligadas a tomar decisiones en un contexto nuevo y desconocido. Ocurre por supuesto en los colegios, especialmente si consideramos que se acerca el fin de año.

No hay fórmulas sagradas, pero quizá sea bueno destacar que en medio de la incertidumbre es muy importante tomar esas decisiones basándose en la institucionalidad. En este caso, la institucionalidad del colegio que se valida como un espacio legítimo para convocar a distintos estamentos.

El principal, según los reglamentos internos, es el llamado Consejo Escolar, integrado por alumnos, profesores, equipo directivo y sostenedor. La idea es que decisiones complejas, como suspensiones de clases, horarios, o las manifestaciones que se pueden hacer, se comuniquen en esa instancia.

También es importante tener información permanente con otros grupos de interés. Por ejemplo, a los apoderados es bueno explicarles lo que ocurre en asambleas. Hay muchos que quieren que sus hijos participen y les parece bien la reflexión. Pero también hay otros grupos a los que esto les inquieta. En ese caso se recomienda citar a las asambleas generales de apoderados, ya que es una instancia de participación muy positiva.

En toda esta dinámica es fundamental escuchar. En Belén Educa hemos tenido experiencias muy positivas, donde los padres al sentarse junto a los alumnos y docentes, conocen los distintos puntos de vista y se crean confianzas.

Todo esto lleva a comprender que el principal activo de un colegio es el perfil formativo de los estudiantes, los valores, competencias y habilidades que en ellos se quiera inculcar. Son las relaciones humanas, los vínculos. Un colegio que creció en cultura escolar puede enfrentar mejor estos eventos. Para los que no, ésta es una oportunidad de formar esa cultura. Se ha visto estos días con apoderados que cuidan los colegios, los profesores que van voluntariamente a dar la comida a los alumnos cuando se suspenden las clases. Es decir, cuando en una crisis todos muestran que son parte de una misma comunidad, se fortalece la confianza.

Las opiniones expresadas aquí no son responsabilidad de Publimetro

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo