Columna de Joel Poblete: Clásicos y efectivos

Por Joel Poblete

* Periodista especializado en cine, programador de Sanfic y comentarista en Radio Cooperativa.

Bastante revitalizada en los últimos días se presenta la cartelera, incluyendo desde una comedia romántica idónea para estas fechas como "Last Christmas", hasta la nueva edición del festival de documentales Fidocs, muy pertinente como espacio cultural y de reflexión en medio de la realidad que estamos viviendo desde el inicio del estallido social. Y en este panorama destacan tres películas estadounidenses que tienen en común atractivos repartos y la buena utilización de lo clásico en su puesta en escena. Además, dos de ellas están en la lista con los mejores títulos de 2019 que la National Board of Review dio a conocer este martes.

Claramente inspirada en esas cintas basadas en novelas de autores como Agatha Christie, donde un grupo de personajes encarnados por reconocidos actores son los sospechosos de un crimen por resolver a cargo del detective de turno, "Entre navajas y secretos" es un dinámico divertimento en el que el director y guionista Rian Johnson (el mismo del Episodio VIII de "Star Wars", "Los últimos jedi") deleita con sus ágiles y afilados diálogos y los giros de la trama, y con buen ritmo y sentido del humor saca el máximo partido a un reparto de lujo, que se nota lo están pasando tan bien como el público.

A su vez, con una carrera de más de dos décadas y diez largometrajes que incluyen los elogiados "Johnny & June: Pasión y locura" y "Wolverine", James Mangold ha confirmado ser un sólido artesano, cómodo en distintos géneros y especialmente hábil en la dirección de actores, permitiendo ganar el Oscar a Angelina Jolie y Reese Witherspoon. Basado en hechos reales ocurridos hace más de medio siglo, "Contra lo imposible" es un entretenido acercamiento al mundo automovilístico, tan bien hecho como para ser disfrutado no sólo por los fanáticos de las carreras de autos. Buena recreación de época, gran trabajo de montaje y sonido y excelentes interpretaciones de su elenco, partiendo por la innegable química entre Christian Bale y Matt Damon, tan lograda como la que hace pocos meses vimos entre DiCaprio y Brad Pitt dirigidos por Tarantino. Clásico en lo formal, en la mejor tradición hollywoodense de este tipo de películas, está muy logrado por el equilibrio entre la acción, obsesión, tensión y adrenalina con los toques de humanidad, sentimientos y camaradería masculina.

Quien también recurre a lo clásico, aunque en su caso es prácticamente porque él es un clásico en sí mismo, es Woody Allen, de quien luego de todas las trabas legales que debió sortear en Estados Unidos, al fin se puede ver su "Un día lluvioso en Nueva York". Es un trabajo menor y "light" dentro de su filmografía, el argumento es un poco débil, quizá no todos los actores están a la misma altura -Elle Fanning, por ejemplo- y el conjunto hasta podría parecer una suma de lugares comunes del veterano cineasta, pero pese a todo su mezcla de humor y melancolía logra ser grata y encantadora, sabe lucir sus diálogos, las locaciones neoyorquinas y la banda sonora, y posee más de algún momento digno de ser recordado.

Las opiniones expresadas aquí no son responsabilidad de Publimetro

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo