(none)

Adictos a la adrenalina, juegan con sus vidas a 116 metros de altura

Por

Un grupo de jóvenes amantes de las emociones fuertes se subieron a la parte más alta de un edificio de la avenida Nevsky, en San Petersburgo, que tiene una altura de 116 metros (34 pisos). Lo preocupante es que se aventuraron por una selfie sin ningún tipo de equipo de seguridad.

Loading...
Revisa el siguiente artículo