Publimetro TV

Revisa el backstage de Nicolás Oyarzún para Nueva Mujer

Se define como vergonzoso, pero además de la actuación cumple su sueño con Mercali, banda en la que es compositor, vocalista y guitarrista. No se detiene al exigir más avances sobre el aborto, el matrimonio igualitario y la emergencia medioambiental en Quintero, cree en la necesidad de un cambio profundo en la sociedad actual.

Por Rocío Contreras

“Soy súper inseguro, soy más bien un hueón tímido”. Al verlo en pantalla, es fácil pensar que es todo lo contrario. Nicolás Oyarzún (31), reconocido por interpretar a Gerardo en Perdona Nuestros Pecados, se declara introvertido y, cuando le preguntan, se encoje de hombros y ríe, como rendido ante un gran misterio: “Nadie me cree, pero mis cercanos saben que me veo seguro por fuera solamente”.

Con chaqueta de cuero y guitarra en mano, el actor llega a esta entrevista con ganas de pasarlo bien, acepta un café, o bien podría ser una piscola, pero es muy temprano, bromea y se nota que entró en confianza.

Se tropieza con sus propias palabras, da la impresión de que piensa más rápido de lo que puede hablar. Es inquieto, pero reflexivo. Siente una necesidad de expresarse que lo excede e intenta canalizar a través de la actuación y la música.

Además de desenvolverse como Franco en Isla Paraíso, en su tiempo libre, Nicolás cultiva su faceta como músico en Mercali, banda en que se desempeña como vocalista y guitarrista, con la que grabó el EP Labios celestes y ya cuenta con más de 20 mil reproducciones a poco más de un mes del lanzamiento en Spotify.

Su pasión por las partituras, componer y mezclar pistas, lo llevó a construir su propio home studio y a crear canciones que recién en 2018 decidió que era hora de compartir. “Me crié con Silvio Rodríguez, su visión de la vida me estremecía a los doce años”, comenta.

Loading...
Revisa el siguiente artículo