Lollapalooza 2012: Foo Fighters promete volver a Chile y se luce con Joan Jett como invitada

Por

Imagen foto_0000000120121014174809.jpeg
Foto: Jorge Sánchez / Publimetro

Sin lugar a dudas, Dave Grohl y compañía no sospechó jamás la gran convocatoria que tendrían en Chile. Eso se notó en el mismo instante en que pisaron el Claro-LG Stage de Lollapalooza. Cerca de 90 mil personas los estaban esperando, algunos desde muy temprano.
Pero la larga espera valió la pena y disfrutaron de casi tres horas de puro rock, al estilo Foo Fighters y por supuesto con el sello de su líder y vocalista, el ex Nirvana Dave Grohl –el único que hemos tenido en nuestro país- que mostró su faceta multifacética en cada momento.
Pasadas las 20.30 horas, Foo Fighters salió a escena bajo los vítores y algarabía del público. El primer disparo fue su clásico “All my life”, a diferencia de lo que venían haciendo en sus presentaciones europeas, quizás por ser su primera vez en este país “pequeño”, que tal como ironizó Dave, por nuestro tamaño tendríamos un show “corto”, lo que por supuesto fue negado por el público. Sin embargo, era una noche “especial” como él mismo lo dijo.
Luego fue el turno de “Rope” -single de su último y galardonado “Wasting Light’-, para continuar con sus clásicos “The Pretender”, “My Hero”, “Learn to fly”. A esa altura el público estaba completamente entregado. Emocionado, Grohl hizo su mea culpa por habernos hecho esperar durante tantos años, deuda que saldaron con creces, montando un espectáculo simple en escenografía, pero lleno de genialidades demostradas por sus cinco integrantes.
Pero la noche continuaba y la seguidilla de éxitos seguían saliendo uno tras otro. “White Limo”, “Alandria”, y “Breakout”, “Cold Day in the Sun” (interpretada por Taylor Hawkins quien lucía una polera que decía “Fuerza Chile”); “Long Road to Ruin”, “Walk”.
Quizás uno de los momentos más intensos de la noche, fue el regalo que le hizo Dave Grohl a un fanático, mientras interpretaba “Monkey Wrench”. El músico se paseó por la tarima dispuesta entre el público para subirlo al escenario y regalarle una de sus guitarras. El muchacho, no pudo más de la felicidad y terminó abrazando al vocalista. Pero aún quedaba mucho más. “These Days”, el tema favorito como dijo Grohl fue coreado por el público como un gran karaoke, al igual que “This is Call”, “The best of you”.
Al momento del bis, la banda jugó con el público al mirar con una cámara nocturna, decidiendo cuantos temas más tocarían, la decisión final: 5 canciones más. La masa estalló de júbilo.
Sin embargo, era el momento en que Grohl acapara toda la atención en su momento acústico. Fue el instante en que se explayó y además de volver a agradecer a todos quienes habían llegado a ver el show, prometió que regresarán porque quedó encantado y “estamos locos” por ellos.
“Wheels”, sacó más de alguna lágrima entre los asistentes, no tanto como fue el turno de “Time Like These”. Pero una sorpresa más se guardaba Foo Fighters debajo de la manga, en esta noche “especial”. Dave invitó al escenario a Joan Jett con quien ya había tocado en una oportunidad, tocando juntos “Bad Reputation”. El final no podía ser otro que con la mágica “Everlong”.
Una noche memorable y por supuesto, un broche de oro para esta segunda versión de Lollapalooza Chile.

Por: Andrea Herrera / Publimetro WEB

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo