Andy Serkis: el Gollum de carne y hueso y su debut como director

El actor especializado en motion capture regresa como la criatura obsesionada con el anillo. Además nos cuenta de su mayor responsabilidad dirigiendo la segunda unidad de "El Hobbit".

Por

Imagen foto_0000000120121214093247.jpg
Warner Bross

El actor especializado en motion capture regresa como la criatura obsesionada con el anillo. Además nos cuenta de su mayor responsabilidad dirigiendo la segunda unidad de “El Hobbit”.

Puede no sonar halagador decir que Andy Serkis se parece a su personaje. Pero los penetrantes ojos azules del actor tienen la misma capacidad cautivadora que los de Gollum, incluso cuando está sentado hablándonos de su extensa experiencia como el personaje y de su nuevo desafío: dirigir una adaptación de “La granja de los animales”, de George Orwell, para lo que ya tuvo el mejor entrenamiento posible como director de la segunda unidad de “El Hobbit”.

Y lo hizo ni más ni menos que por tres películas que, a diferencia de “El señor de los anillos”, salen de sólo un libro, decisión que ha sido criticada por muchos fanáticos de la saga.

“Definitivamente da para tres películas”, opina Serkis. “Tienen una textura y un detalle increíbles. Los enanos de Tolkien están descritos de una forma tan fina, que cada personaje que conoces a lo largo del viaje tiene un arco personal. Por eso creo que condensar ese material en sólo dos películas sería más o menos imposible”.

DeImagen foto_00000005spués de hacer este papel por seis películas, ¿te sientes cercano a Gollum?
-Tengo que hacer estiramiento todos los días, porque varios de los papeles que he hecho en los últimos años han sido físicos. Y necesito hacerlo, porque la primera vez que hice de Gollum terminé con la espalda curva, y después tuve que hacer de King Kong que era completamente lo opuesto, lo cual seguramente me sirvió de remedio. Además hago yoga y usualmente trabajo con un terapista muscular. Tengo una muy buena en Nueva Zelandia, Tracy. Nunca recuerdo su apellido, pero es brillante.

En “El Hobbit” fuiste director de la segunda unidad
-Sí. Peter Jackson siempre supo que yo tenía ganas de dirigir. Entonces, al contrario de lo habitual para un aspirante a cineasta independiente, me hizo responsable por 200 días de rodaje con cientos de personas en una unidad de la película más grande del mundo. Fue una gran escuela.

En “El Hobbit” Gollum tiene una escena con Bilbo que es considerada lo más icónico que escribió Tolkien. ¿Habías ensayado esa escena en tu mente en el pasado?
-Sí, porque es la fuente de lo que pasa en “El señor de los anillos”, donde todo parte por la obsesión de Gollum por recuperar el anillo.

Has hecho muchos papeles en motion capture. ¿Te sientes más cómodo haciendo eso en vez de mostrar tu cara frente a una cámara?
-No, porque en cuanto a actuación son lo mismo, no hay diferencia. La tecnología es lo que hace la diferencia, porque el motion capture es una tecnología que inaugura otra manera de grabar la interpretación de un actor. Eso es lo que a muchos les cuesta entender, que es una forma de actuación. Hacer de Gollum no es diferente a hacer de Ian Dury o de King Kong. Todo es caracterización y encontrar un vocabulario físico, un entendimiento mental que permita construir el arco emocional del personaje y entrar en él. Es lo mismo cuando eres tú mismo en un disfraz y maquillaje.

Pero tu nombre se ha vuelto sinónimo con esta tecnología. ¿Te sientes bien al ser conocido principalmente como un actor de motion capture?
-Ojalá eso no fuera tema. Para mí como actor de carácter es genial ser parte de una tecnología que borra los límites del actor para interpretar cualquier sexo, tamaño o raza, y probablemente esto me mantiene más conectado a mi personaje. Es interesante que en el gremio de actores los chicos jóvenes no tengan problemas con esto, sólo lo vean como parte de las herramientas del actor. Son los actores mayores los que se espantan y dicen “¿Qué es esto? ¿Me va a quitar el trabajo?”. Y hay un montón de ideas terribles sobre esto sin que nadie se preocupe de investigar sobre lo que realmente es: sólo un traje digital y maquillaje. Perdón por todo esto, pero supongo que como se me da la oportunidad de hablar sobre el tema me he terminado transformando en algo así como un vocero del motion capture (ríe).

Heidi Patalano / Publimetro Internacional

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo