"Los 80": Félix da su primer beso y Juan vuelve a empezar de cero

De dulce y agraz tuvo el último capítulo de la quinta temporada de la serie de Canal 13. Aunque Juan no logró recuperar el dinero robado, Félix consiguió novia y Claudia se reconcilió con su pérdida.

Por

Sin duda ésta fue la temporada donde el protagonismo de “Los 80” fue de Juan y Félix Herrera. Especialmente la historia del primero concentraba altas expectativas considerando cómo terminó el capítulo anterior, cuando el personaje descubrió que había sido estafado por su socio Ricardo Assad (Gonzalo Robles).

El capítulo se inició con Juan y Exequiel interponiendo una demanda contra Ricardo. En su desesperación ante la lentitud del proceso, y temiendo que su ex socio huyera del país con lo robado, los amigos fueron a buscarlo a su casa, sólo para encontrar que llevaba varios meses separado de su mujer (Gloria Laso) y su hijo.

Tras una larga vigilia en el taxi de Exequiel, que duró todo el día y toda la noche -y en la cual Juan se mostró crecientemente ansioso y vengativo-, lograron interceptar a Ricardo cuando se disponía a recoger a su amante y a su otro pequeño hijo para llevárselos a Argentina. Juan, visiblemente alterado, lo golpeó y pateó contra el suelo. Justo cuando se disponía a darle un golpe de gracia con una llave inglesa, el hijo de Ricardo se interpuso llorando, y Juan, dándose cuenta de la brutalidad con la que estaba actuando, dejó caer su arma y lo dejó escapar con el dinero.

Simultáneamente se llevaba a cabo otra historia que había quedado inconclusa. Félix estaba invitado a una fiesta con Camila (Karina Santoro), y se compró ropa “taquilla” a petición de ella. Pero cuando Bruno lo aborda y le confiesa que Camila sólo lo está usando para darle celos a otro niño, Félix no le cree y los dos amigos se trenzan a golpes en plena calle, sólo para ser separados por Don Genaro (Fernando Farías).

Esa tarde, Félix -con un ojo morado por la pelea- se da cuenta de la verdad acerca de Camila y la deja plantada. Luego de reconciliarse con Bruno, en una plaza se encuentra con Sybilla (Constanza Rojas), le pide disculpas por cómo la trató, y le confiesa su amor por ella. Ella dice que siente lo mismo y lo sellan con un beso y una futura promesa de pololeo.

Otras conclusiones fueron la del quiebre definitivo entre Martín (Tomás Verdejo.) y Paola (Emilia Lara), y la de Claudia, que en una nota esperanzadora deja una carta a Gabriel (Mario Horton) en el cementerio, donde dice tener ganas de seguir viviendo pese a todo, y se la ve dando la PAA.

Como cierre, esa noche un emocionado Félix y un apesadumbrado Juan se encuentran volviendo a casa -tras días totalmente opuestos para ambos- y se abrazan por tenerse el uno al otro. En una suerte de epílogo se pudo ver a Juan acudiendo donde un antiguo amigo en el negocio textil (Jorge Gajardo) para pedirle trabajo en su empresa, aceptando la pérdida y empezando de cero.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo