El tratamiento facial extremo de Kim Kardashian con su propia sangre

La pareja de Kanye West rejuvenece su piel a través de un baño con su propia sangre que evita la cirugía plástica.

Por

En el episodio de este domingo de su reality show “Keeping up with the Kardashians”, la modelo estadounidense Kim Kardashian se sometió a un curioso y extremo tratamiento facial bajo la premisa “amo intentar cualquier cosa que te haga sentir y ver joven”, según ella misma declaró.

La pareja de Kanye West rejuvenece su piel a través de un baño con su propia sangre que evita la cirugía plástica. Esto luego que el médico le sacara sangre del brazo y separara las plaquetas del resto. Luego le frotó la cara con su sangre y le pinchó con un montón de agujas pequeñas en la piel, dejando que entraran las plaquetas para realizar las mejoras.

Como resultado final, Kim quedó como si hubiese estado en una película de terror o un accidente automovilístico, con manchas de sangre por toda la cara y bolsas de hielo para recuperarse.

La técnica es una versión actualizada del llamado tratamieto facial de los vampiros, que consistía en inyectar sangre en el rostro para rejuvenecerlo.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo