Robert Downey Jr. sobre Iron Man 3: "Quedé con la sensación de que podía hacerlo todo"

El cotizado actor nos habló de los desafíos que tuvo en su tercera incursión como el superhéroe de Marvel, "Iron Man". Esta vez como un Tony Stark más humano, que incluso tiene ataques de pánico.

Por

 

Imagen foto_0000000120130426184506.png
Iron Man 3

 

En 2008 y en 2010, la saga “Iron Man” relanzó a la fama a Robert Downey Jr., después de varios años alejado del cine de alto presupuesto por sus problemas con la justicia. Es por es que, lógicamente, el resucitado actor no podía ni siquiera pensar en negarse a salir en “Iron Man 3”.

“¡Firmé por tres películas, así que no tenía opción! Pero quería estar en esta película, ¡lo juro!”, señala el actor.

¿Qué me puedes contar de la evolución de tu personaje? ¿Tuviste algo que ver con eso?
-Trabajar en proyectos como éste es trabajar con muchos egos. Un tipo de traje te dice “ésta es la película que quiero hacer”, y tú estás preguntándote qué demonios significa. Por sobre cualquier otra cosa, “Iron Man 3” es la película del director y guionista Shane Black, y él y su coguionista Drew Pearce hablaron con todos los involucrados en la película y después desaparecieron por dos semanas. Cuando volvieron tenían un guión 100 veces mejor que el original, y eso fue una sorpresa. Normalmente cuando tienes una película como ésta lees el guión y dices “mierda, ¿cómo voy a rodar esta basura?”.

Después de “Los Vengadores”, ¿cómo se siente volver a ser protagonista?
-Admito que me encanta llegar al set y ver qué tan enorme es, con bombas explotando y todo. Pero de todas maneras queríamos volver a hacer algo más “real”, porque a la hora de ver películas soy un snob y lo que más me interesa es la relación entre los personajes. En esta película Tony no tiene armadura ni Pepper, así que realmente tiene que pelear.

Además vemos a Tony con ataques de pánico. ¿Te costó mucho hacerlo considerando que además tienes que ser un superhéroe?
-Me encantó el desafío. Recuerdo cuando leí en el guión: “Tony conversa con su computador y de repente tiene un ataque de pánico”, y dije “¿¿Qué?? ¿Él?”. Parece extraño, pero así no más es. Jon Favreau, que produjo las dos primeras películas e interpreta a Happy Hogan en ésta, siempre dice que es una película sobre gente normal que puede hacer cosas increíbles con la tecnología. Los que vienen de otro planeta son los malos.

¿Puede un actor sentirse solo en una superproducción como ésta?
-Tal como en la vida misma, ¿cierto? Hago lo mío, me mantengo enfocado y cuando vuelvo a mi trailer juego conmigo mismo hasta que me llaman de vuelta. Y hay que ser cuidadoso, porque después de hacer “Los Vengadores” y “Sherlock Holmes” quedé con la sensación de que podía hacerlo todo. ¿Saltar un edificio? ¡Por supuesto! Entonces quedé con una lesión en la rodilla y tuvimos que parar la filmación por seis semanas.

Tu carrera ha tenido altos y bajos. ¿Te tomas tu trabajo tan en serio como antes?
-Honestamente, hay dos actitudes que puedes tomar cuando tienes que vivir tu vida. O tratas de controlarla, o tratas de aceptarla. Creo que trabajé más duro de lo que lo haría la mayor parte de la gente en esta película. Creo que es porque tengo una ética de trabajo.

¿Crees que algún día el personaje de Tony Stark pueda interpretarlo algún otro actor en el futuro, como James Bond?
-Sí, por supuesto… No, mejor no, sería muy incómodo. ¡Especialmente si el nuevo actor es realmente bueno!

¿Crees que puedes hacer películas de superhéroes por siempre?
-Tengo 48 años y una parte de mí quiere parar ahora, mientras otra no quiere parar nunca. Dejémoslo en que espero ser capaz de decidir cuando llegue mi momento de parar. No quiero ser como esas bandas de rock que continúan en gira después de los 60 años y que parecen zombis.

Ned Ehrbar / Publimetro Internacional

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo