Andrés Calamaro en Chile: eterno romance bohemio

El argentino se presentó la noche de este viernes en un Movistar Arena que lo ovacionó.

Por

Andrés Calamaro había prometido una noche de éxtasis en su reencuentro con el público chileno, y de cierto modo lo fue.

La cita entre el cantante, músico y compositor argentino comenzó a las 21.10 horas con uno de sus clásicos “Loco”, sus seguidores lo ovacionaron de pie. La catarsis había comenzado.

Siempre atento a la contingencia no dejó pasar la oportunidad para referirse a la muerte de Jorge Videla, el dictador argentino que murió este viernes. “El dictador Videla se murió en la cárcel, el horror y el exterminio (…) como un hijo de puta se murió en la cárcel” (sic), fueron las palabras que desataron una nueva ovación para el trasandino.

Resguardado tras los teclados, Calamaro fue soltando cada uno de sus éxitos, fundiéndose en una relación íntima con su público que coreó cada uno de sus 26 temas, entre ellos, Crímenes perfectos, El Salmón, Mi bandera, Días distintos, La Libertad, Siempre Tuyo, Tres Marías, Media Verónica, Carnaval en Brasil y Alta Suciedad.

Pero los clásicos de su ex banda Los Rodríguez no podían estar ausentes, y Calamaro deleitó con temas como A los Ojos, Todavía una canción de Amor, Mi Enfermedad, Me estas atrapando otra vez, Canal 69 y una de las más coreadas de la noche, Sin Documentos.

Quizás una de las más clásicas como “Flaca” no estuvo en su setlist, sin embargo el cierre hizo olvidar que este tema no fuera incluido. “Los Chicos” dedicada a todos los músicos argentinos “que se fueron primero” como dice la canción. En la pantalla gigante del centro del escenario pasaron desde Carlos Gardel, el Che Guevara, Federico Moura, Luca Prodan, el Flaco Spinetta, Pappo, entre otros finalizando con la imagen de Víctor Jara, haciendo que el Movistar Arena explotara en aplausos y poniendo el broche de oro a una noche de “enanos” como había nos había dicho el propio Calamaro.

Siempre controvertido, entregado, con un show de calidad gracias a una banda que se compenetró en cada uno de los temas y mostrando en público los dotes musicales de su sobrino, “El Salmón” demostró que su romance con Chile sigue intacto y tal como lo dijo, volverá cada vez que se lo pidan, porque él es un eterno bohemio.

Andrea Herrera R. /Publimetro WEB

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo