La reina Diana Ross revive los setenta en una noche de puro glamour

La ex Supremes cautivó al público chileno en su debut. La diva tuvo varios cambios de vestuario y recorrió sus más de 50 años de carrera.

Por

La estación privada Mega, vivió un complicado momento durante el prime cuando pretendía trasmitir el primer capítulo de la segunda temporada de la serie española "El Barco".

El canal anunció el final de la primera temporada de la serie y el inició de la segunda temporada la que tenía que comenzar este lunes, pero el problema fue que en lugar de trasmitir el primer episodio de la segunda temporada, emitió el segundo, dejando confusos a los televidentes que hicieron sentir su molestia a través de las redes sociales.

Ante la equivocación Mega respondió por Twitter: "Estamos al tanto de lo que nos plantean y tan pronto podamos tendremos una respuesta para todos ustedes", escribió la estación en la red social.

" class="gi" />
  • . Imagen Por:
  • . Imagen Por:
  • . Imagen Por:
  • . Imagen Por:
  • . Imagen Por:
  • . Imagen Por:
  • . Imagen Por:
  • . Imagen Por:
  • . Imagen Por:
  • . Imagen Por:
  • . Imagen Por:
  • . Imagen Por:
  • . Imagen Por:
  • . Imagen Por:
  • . Imagen Por:
  • Por: Andrea Herrera R. / Publimetro WEB

    Especial expectación provocaba el debut en Chile de Diana Ross, la diva de la música que hizo vibrar a toda una generación con su soul, pop y disco.

    Pero no hubo dudas. Destacada como la madrina del que fuera el rey del pop, y avalada con incontables éxitos, la cantante fue ovacionada por las más de 5 mil personas que repletaron el aforo dispuesto para su show, dando un carácter de íntimo al espectáculo en el Movistar Arena.

    Con un público que superaba los 40 y 50, la mítica cantante saltó a escena a las 21:15 con uno de sus grandes clásicos, “I’m coming out”, provocando el fervor. Ataviada con un glamoroso traje rojo y una frondosa cabellera, Diana hizo retroceder el tiempo con su delicada voz, marcando el punto más alto con su clásico “Upside Down” y con temas de The Supremes, como “Where did our love go”.

    En definitiva, un espectáculo redondo, donde incluso la diva, que contó con una impecable banda de acompañamiento, se dio el lujo de realizar varios cambios de vestuario, vistiéndose luego con un traje plateado, un abrigo con plumas amarillas y otro naranjo brillante.

    Aunque, eso sí, terminó su show descalza sobre el escenario, luego de que se le rompiera un taco, interpretando “I will survive”, el clásico de Gloria Gaynor.

     

    Contenido Patrocinado