Conoce cómo logró Hugh Jackman el físico para "The Wolverine"

Ejercicio. Hugh Jackman repite su papel como el mutante Logan, en ‘The Wolverine’. Su entrenador, David Kingsbury, cuenta cómo cambió de flaco a superhéroe en 12 meses

Por

 

Imagen foto_0000000120130718222507.png
Archivo

El actor y su entrenador comenzaron a trabajar cuando Jackman estaba haciendo ‘Los miserables’ y tenía que pasar de ser muy flaco a un robusto saludable en semanas.

“En la primera parte de ‘Los miserables’, Hugh tenía que verse flaco. Pero para la segunda tenía que tener cuerpo. Eso nos dio tiempo para dedicarnos a ‘The Wolverine"”, aseguró Kingsbury.
Inicialmente, se trabajó fortaleza y tamaño, pero al final tuvieron que interrumpir el entrenamiento. “Ese año, el peso de Jackman fluctuó 20 kilos. Para el momento de filmar ‘The Wolverine’ había perdido siete kilos y bajó un 6% de grasa”.

Pesas, más cardio

La transformación en Wolverine requería que Jackman entrenara 11 horas a la semana. De lunes a domingo, el actor hacía una hora de pesas, seguida de una hora de cardio. El sábado hacía una hora de ejercicios intermedios y el domingo descansaba.

Jackman tenía un plan en el que hacía ejercicios básicos como planchas y cuclillas. La idea era incrementar el número de ejercicios 5% cada semana, haciéndolos más pesados y ajustando las repeticiones. “Siempre entrenábamos temprano en la mañana, así Hugh podía tomarse un café doble para tener energía, además de tener tiempo para desayunar después de los ejercicios.

Trabajábamos todo el cuerpo con diferentes movimientos cada día para recuperar el cuerpo. Nos concentramos en aumentar el tamaño de las piernas para asegurarnos de mantener el equilibrio”, explicó Kingsbury.

Se combinó el levantamiento de pesas, con otros ejercicios y cardio, como caminata. “Eran ejercicios fuertes o suaves, nada en el medio porque esto es lo peor para mantener los músculos”, dijo el entrenador.

La dieta

Los entrenamientos de Jackman eran tan fuertes que debía comer 5000 calorías diarias. Su dieta incluía mucha proteína (huevos, pescado, pollo), vegetales (espinaca, brócoli), carbohidratos (avena, arroz integral, papas) y grasas (aguacate, nueces, mantequilla de maní, olivas) pero nada de dulce, lo que descartaba la fruta y alcohol.

“Comía proteínas todos los días. De lunes a viernes sus primeras tres comidas eran carbohidratos y las tres últimas, grasas. Los fines de semana comía solo grasas sanas,” afirmó Kingsbury.

Para ejecitarse

Menú 1
Un tazón grande de avena con canela.
6 huevos revueltos con jamón y espinaca.
2 pedazos de pan de centeno con mantequilla de maní.

Menú 2
Un pedazo de carne.
Una papa hervida y brócoli.

Menú 3
2 pechugas de pollo asadas con limón y hierbas. Arroz integral.
Espinaca.

Menú 4
Salmón asado.
1/2 aguacate.
Brócoli.

Menú 5
Omelette (6 huevos) con champiñones y espinaca.

Para perder grasa

Menú 1
4 huevos hervidos.
Salmón ahumado.
1/2 aguacate

Menú 2
Una pechuga de pollo asado.
Espinaca.
1/2 aguacate

Menú 3
Lubina a la plancha con limón y alcaparras.
Brócoli.

Menú 4
Pechuga de pollo a la plancha
Una cucharadita de hummus.
Brócoli.

Menú 5
7 huevos (4 blancos, 3 enteros) revueltos con jamón.
Espinaca.

Metro World News

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo