Exposición de David Ratinoff: La pintura como lenguaje

Desde el próximo 5 de noviembre las obras del  artista serán expuestas en  más de 30 cuadros entre óleos y acuarelas.

Por

En el Círculo Israelita de Santiago. Ese es el lugar escogido para que el próximo martes 5 de noviembre a las 19:30 horas se dé por inaugurada la muestra del expositor y pintor David Ratinoff  (1901-1977), quien de manera póstuma llegará a las salas para exponer una obra cargada de matices personales y con un valor indescifrable por la forma extrema en que fueron creadas.

Ratinoff estudió medicina en la Universidad de Chile, profesión que desempeñaría brillantemente en varias ciudades del país, hasta que en 1951 sufre un accidente que cambiará su vida: una seguidilla de derrames cerebrales lo dejan inválido de la parte derecha de su cuerpo, privándolo de la movilidad y el habla. Este  accidente, a posteriori, sería trascendental y gravitante en su obra pictórica que desarrollaría en los próximos años.

Este drástico cambio en su vida sorprendió al pintor con sólo 51 años y en medio de una ebullición creativa creciente. Pero lejos de truncar su carrera y sus aspiraciones artísticas, lo fortaleció desarrollando aún más su sensibilidad. Así su mente aguda y brillante sumado a la intuición de su esposa Eugenia Cuchacovich, quien siempre lo acompañó en su recorrido en las artes, hicieron que David Ratinoff volviese a rodearse de todos los materiales indispensables para crear.

Así cinceles, pinceles, telas, óleos y acuarelas se tornan en compañeros inseparables de este pintor quien contra la adversidad da rienda libre a su creatividad, comenzando así un nuevo ciclo en su historia artística. Esta etapa obliga a Ratinoff a desarrollar un lenguaje plástico personal cargado de vida, emoción, dolor y esperanza. Un trazo firme que realza su capacidad de reinvención y la certeza de que tras la adversidad y la privación de algo tan elemental como el lenguaje, el arte no es mudo sino el mayor testimonial de la expresión artística.

Es por eso que una buena parte de los más de 30 cuadros que conformarán la muestra de David Ratinoff, corresponden a este periodo de fecundidad creativa donde acuarelas y óleos destacan por su carácter realista y colores neutros. Su arte podría definirse como en una lucha constante contra la circunstancias de su enfermedad y en fuerte colisión contra la propia privación de la expresión verbal que experimentó desde la mitad de su vida. Es precisamente esa lucha por superar sus impedimentos físicos en que su obra va adquiriendo una progresiva potencia, transformándose a su vez en su único medio y conexión con el mundo.

Por eso la muestra que se presenta en el Círculo Israelita a más de 35 años de su muerte, se vuelve trascendental para testimoniar el trabajo de un expositor que encuentra en la pintura una caja de comunicación y resonancia mayor. Su verdadero lenguaje. En él vuelca sus amores, frustraciones y añoranzas, por lo que dibuja y pinta sin parar.

Definido en sus inicios como un pintor seguidor de vertientes humanista y romántica, el trazo de Ratinoff se transforma tras su enfermedad en un arte urgente y moderno, una metáfora visual de su expresión. Sin subterfugios nos lleva a paisajes sin tiempos, lugares descriptivos que se anclan en la pasión romántica y el mundo espiritual, así como también nos muestran postales de un sur de Chile nostálgico, pero un paisaje sureño que al fin y al cabo podría ser de cualquier lugar del mundo.

También veremos expresiones de lugares como Venecia, que en su imaginario colmaron de sensaciones y añoranza su cabeza aunque nunca llegó a conocerla. Sus cuadros de multitudes se alejan del realismo, la religiosidad de un judío ferviente de congregaciones en la sinagoga se instalan en un tiempo primordial y rememoran el origen de la historia. La figura de Cristo y las de barcos, se funden también en sentimientos propios como la cruz de su enfermedad que cargó hasta sus últimos días, primero, y la dicha de la movilidad representada en la segunda.

Emotiva y urgente. Un motor de expresión. Así es la muestra que se inaugurará el próximo 05 de noviembre en el Círculo Israelita de Santiago y que estará abierta al público hasta el 21 de noviembre.

Datos Exposición
Muestra: Exposición de David Ratinoff
Lugar: Circulo Israelita de Santiago
Dirección: Comandante Malbec 13210, Lo Barnechea
Día: 05 de Noviembre 2013
Hora: 19:30 horas.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo