"Manos al fuego": Nadia Barrientos quedó destrozada tras poner a prueba a su pololo

Por

Sergio Lagos no ha tenido un año sencillo. Por la extendida detención de su hermano, dice, terminó cansado como nunca antes. "Pasé un período un poco agotador de hablar con medios, con políticos, con mucha gente, y llegó un momento en que sentí que no tenía nada que decir. Ahora sí lo tengo", señala.

Y el tema que lo convoca ahora es "Mi nombre es", estelar de imitadores que inicia esta noche su cuarta temporada en Canal 13. Y, como el mismo animador confiesa, lo hace apelando a la nostalgia. "No es un programa con novedades, es una historia tan antigua como el hilo negro. Retoma  una tradición que se basa en algo que yo siempre extraño, que es tener canciones en la tele. La música está sùper ausente ahora, lamentablemente somos el único programa de música de la TV chilena, cuando debería haber música en los matinales y en los programas de entretención", dice Lagos.

La única novedad es el cambio obligado de jurado tras la muerte de Gustavo Sánchez el año pasado, cuyo puesto será ocupado desde esta noche por Leo Caprile. "Por un lado está toda la historia de lo que hemos tenido que afrontar con su partida, pero además recibir a Leo es siempre refrescante. Es un comunicador real, un gran aporte", dice el animador, agregando que en el programa nadie es imprescindible.

"El programa no se basa en sus rostros sino en su armado. Por eso Leo no es un reemplazante. De hecho un día podría no estar yo y sería lo mismo".

Pero otro tema de interés es su futuro en Canal 13, puesto en duda desde hace meses, mientras se habla de millonarios ofrecimientos de TVN y Mega. Ante eso, el animador es cauteloso. "Estamos en un proceso de conversación con el canal todavía. Espero seguir aquí, quiero quedarme en Canal 13, pero nunca se sabe", dice, agregando que no le gusta hablar de estas cosas.

Eso sí, sigue con su mente puesta en el canal. "Hoy ya estamos pensando en un proyecto nuevo de reality que nos va a tomar más tiempo probablemente", dice, con lo que pondría fin al aparente ocaso del género reality tras la cancelación del que Canal 13 preparaba para este semestre y el fracaso de "Trepadores". Ocaso en el cual Lagos, por cierto, no cree. "Cuando yo partí los realities eran un experimento, ahora son un género. Y como todo género, pasan por momentos altos y bajos. Encuentro que los vienen matando desde que partieron y que esa visión crítica siempre existe", opina.

Francisco Ormazábal/Publimetro

" class="gi" />
  • . Imagen Por:
  • . Imagen Por:
  • . Imagen Por:
  • . Imagen Por:
  • . Imagen Por:
  • . Imagen Por:
  • . Imagen Por:
  • El capítulo de este miércoles del programa “Manos al fuego” tuvo un singular capítulo con sólo famosos que estuvieron dispuestos a poner a prueba a sus parejas, los que se llevaron grandes sorpresas.

    La que más mal lo pasó fue la modelo argentina Nadia Barrientos, que decidió poner a prueba a su pololo de tres años, Sebastián, por quien decía no tener ninguna de duda de su fidelidad. El problema fue que terminó destrozada al darse cuenta que no dudó en seducir a la actriz que le pusieron como trampa e incluso negó tener novia, perdiendo los $500 mil, ya que no superó ninguna de los desafíos.

    Al darse cuenta de cómo era realmente Sebastián, Nadia rompió en llanto en el mismo programa, terminando su relación.

    Finalmente la ex “Mundos opuestos 2” contó en el espacio conducido por Eva Gómez que al cabo de un tiempo quiso retomar la relación y perdonar al hombre que amaba, pero esta vez fue él quien no quiso volver, dejando devastada a la modelo por lo que hoy están separados.

    Otro famoso que participó en el episodio fue Claudio Valdivia, que quiso poner las “manos al fuego” por su novia de un año y medio Sabrina Sosa, quien en forma inédita en lo que va de programa pasó todas las pruebas demostrando lo enamorada que está del ex de Tanza Varela.

    Contenido Patrocinado