Daniel Muñoz: "Si hay nueva temporada vamos a ver a un Juan renovado"

Por

 

Imagen foto_0000000120140112234533.jpg
Canal 13

Este da intención de reconquistar a su mujer, ella prefirió, al menos por ahora, irse a la playa con su nuevo amigo, Mateo.domingo medio Chile sufrió con el final de la familia Herrera en un capítulo que mostró cómo, pese a adquirir una renova

Pero el episodio fue importante porque pudimos ver un importante cambio en el patriarca de los Herrera: luego de que Ana le confesara que está saliendo con alguien más, éste tira la toalla y se da por perdedor, hasta que algunos acontecimientos en su trabajo lo reviven.

“Lo salva es la convicción de que debe ayudar a sus compañeros de trabajo, porque ahí se da cuenta de que si no se transforma en otro Juan Herrera no va a reconquistar a su mujer”, cuenta Daniel Muñoz sobre el personaje, explicando que, desde que lo vemos ponerse del lado de sus compañeros en la protesta, algo cambia en Juan.

“Él definitivamente cambia su postura pasiva y aprende a tomar posición frente a los acontecimientos. Toma conciencia de que tiene que ser valiente, porque ser buena persona lo ha transformado en un cobarde y en un egoísta que sólo piensa en sus intereses”, dice Daniel.

Es así como, para el actor, el desafío es encontrar a este nuevo Juan en el futuro, uno que sólo quiere recuperar a su esposa. “Ya no hay vuelta atrás en su cambio, si hay una nueva temporada vamos a ver a un Juan renovado. Pero es difícil que el corazón de Ana cambie, así que podría no tener éxito”, explica.

Como sea, aún no se sabe si la serie tendrá una séptima temporada, por lo que, para la pena de muchos, este final podría ser el definitivo para “Los 80”.

“El final está escrito de tal forma que la serie podría terminarse ahora, sin una nueva temporada. Pero no sabemos todavía”, dice el actor, para quien el rompimiento de la familia Herrera es una metáfora de Chile.

“La idea es que la gente se dé cuenta que la fisura de los Herrera es la fisura de Chile. Chile partió con una armonía y simpleza que se quebró en esos años, destruyendo la convivencia y la familia. Esa fisura no ha sanado, somos todos jarrones quebrados que aunque peguemos los pedacitos somos cada vez más frágiles”, opina.

Francisco Ormazábal/Publimetro

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo