Begoña Basauri llega a poner en aprietos a la "Mamá Mechona"

La teleserie se estrenará en marzo por Canal 13. La actriz será Silvana, la nueva vecina de la protagonista, que amenaza con quitarle el marido.

Por

 

Imagen foto_0000000120140120110743.jpg
Canal 13

 

La última vez que vimos a Begoña Basauri en una teleserie fue como la malvada Griselda en “La sexóloga”, en 2012. Pero ahora se prepara para regresar en marzo con un personaje que nuevamente servirá de antagonista, aunque muy diferente.

Se trata de Silvana Cancino, la nueva vecina de Macarena (Sigrid Alegría), que llegará a revolucionar su vida al enamorarse de su marido, Andrés (Álvaro Espinoza).

“Griselda era inteligente, estratega. Silvana en cambio es simple, transparente, va directo a lo que le gusta, sin dobles intenciones. Es más bruta, nada calculadora, como una niña”, cuenta la actriz. Recién divorciada, Silvana llegará al barrio con su hija Colomba (Teresita Commentz), que es el polo opuesto a ella.

“La hice pensando que es totalmente infantil, como una niña de 35 años que tiene una hija que es una vieja de 10. La relación con Colomba es bonita porque son totalmente opuestas, entonces les cuesta mucho comunicarse, pero se aman y lo logran igual”, dice la actriz.

Su matrimonio con un médico -al que nunca veremos- terminó recién, pero ella ya extraña estar casada. “Nos casamos muy jóvenes y vivíamos en Iquique, pero un día simplemente me dio el sofoco y me fui”. Además es muy arribista e interesada en lo material.

“Su arribismo no es de clase, sino de niña chica, como cuando te gusta más andar en auto que andar en micro, porque es más bonito nomás”.

Es tan distinta a su vecina que de inmediato se transforma en una amenaza cuando se enamora de su marido.

“Cuando veo a Andrés me gusta altiro, pero me empiezo a dar cuenta de que por primera vez puedo sentir amor más que capricho por alguien. A él en cambio le atrae ella porque es coqueta pero también es directa, simple, sólo sirve para pasarlo bien y hacerlo feliz a él”, señala.

De todos modos, aunque sea antagonista, Begoña no la califica como malvada. “Nadie es bueno ni malo en esta teleserie, son historias de vida nomás, y tener antagonistas en cada historia hace que la teleserie sea más realista”, opina.

Para la actriz, su personaje es otra mirada del conflicto final de la teleserie, que es la realización de las mujeres.

“Tiene que ver con las mujeres que se posponen en algún momento de sus vidas y terminan liberándose en algún momento. A Macarena le pasa en el transcurso de la teleserie, en cambio a Silvana la vemos cuando ya viene llegando de vuelta de eso”, explica Begoña.

Por: Francisco Ormazábal / Publimetro

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo