Carmina fue la heroína del final de "Avenida Brasil"

La malvada protagonista terminó transformándose en la "buena" de la teleserie al salvar la vida de su archienemiga Nina no una, sino dos veces.

Por

 

Imagen foto_0000000620140128225948.jpg
Canal 13

Luego de tanto tiroteo, incendio, violencia y rapto, la teleserie brasileña más exitosa de su país terminó ayer con una nota positiva en Canal 13.

Y fue un capítulo atípico, pues después de todas sus maldades, Carmina terminó transformándose en la heroína de la teleserie al salvar la vida de su archienemiga Nina no una, sino dos veces.

Primero, el penúltimo capítulo -emitido ayer a las 13 horas de siempre- mostró cómo el malvado Santiago rapta a Tifón y Nina para pedir un rescate millonario y termina intentando matarlos a ambos cuando quien menos se esperaba, su hija Carmina, llega a salvarlos, quitándole el arma a su padre.

“No voy a huir. Gente como nosotros debe pagar por lo que hacemos”, dijo Carmina a su padre y le disparó en el pie, mientras éste le gritaba que debió haber acabado con ella “tal como hice con tu madre”.

Acto seguido, Carmina le pasó el arma a Nina para ele ella acabe con su venganza matándola, pero ésta prefirió dejar que la policía se la lleve.

En el posterior careo que busca averiguar cómo murió Max, Carmina sorprendió a todos confesando que fue ella quien lo mató, pegándole en la cabeza justo cuando iba a matar a Nina. Con esto, salvó dos veces la vida de su peor enemiga.

Tras tres años en la cárcel por su crimen, vemos salir a Carmina con el pelo oscuro, regresando a trabajar al tiradero con Mamá Lucinda, pese a que a los 15 años prometió que nunca volvería a ese lugar. “Yo fui Camina Tifón. Ahora estoy cosechando lo que sembré”, dice la ex villana, con claras intenciones de redimirse.

Un tiempo después la sorprende una visita inesperada: Nina y Jorgito, ya casados, van a verla al tiradero para el primer cumpleaños de su hijo, Jorge Tifón. Con eso, el círculo de generaciones que botan a sus hijos a la basura en vez de criarlos se rompió al fin y, tras comer juntas, las dos ex enemigas se abrazaron para poner fin a los problemas.

La escena final, ambientada en un partido de fútbol, mostró el resultado de algunas de las historias secundarias: Carlitos recuperó a sus tres mujeres, Tifón volvió con Mona Lisa y la coqueta Suelen se quedó a la vez con Rony y Leandro, quienes le dedicaron un gol.

Francisco Ormazábal

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo