Carolina de Moras: Ya empiezo a sentir nervios y ansiedad

Por

Con febrero ad portas el rostro de CHV cuenta cómo enfrenta las semanas previas al Festival. “Estoy con mucho estudio, con grupos de trabajo de 4, 5 y 6 horas estudiando a los artistas, conociendo su discografía y su trayectoria”, admite.

En la antesala del Festival de Viña, a menos de un mes de debutar en el escenario más relevante del país y a horas de tomar unas vacaciones exprés, Carolina de Moras, anfitriona del evento junto al experimentado Rafael Araneda, transparenta cómo transcurre su intenso día a día, las sensaciones por las que transita y sus reflexiones ante su inminente aterrizaje en la Ciudad Jardín.

Ya empezó la cuenta regresiva para tu debut en Viña, ¿cuál es tu sensación hoy?
– Todavía hay tranquilidad, pero ya se empieza a sentir un poquito más de nervios y ansiedad, ganas de empezar a vivir esta experiencia más a fondo, falta poquito para que me traslade a la Quinta Región y ya me quede ahí instaladísima en Viña, así que estoy emocionada y con ganas de que parta esto porque es tanta la espera que se hace un poco largo.

Entiendo que los ensayos ya son intensos, ¿cómo va eso?
– Entretenido, cada ensayo ha sido un descubrimiento nuevo desde cómo se vive el Festival desde adentro hasta cómo uno va adquiriendo nuevas herramientas para irse desarrollando en el día a día en el escenario. Es harta pega, bien intenso. Los primeros días de febrero me voy una semana de vacaciones y ahí de vuelta, un piquero nomás a Viña del Mar, lanzándome nomás ahí.

En este período deben haber surgido muchas variables, aspectos a mejorar, algunos imponderables…
– Uno se va acostumbrando a ciertas variables que son súper difíciles, por ejemplo el tema de acostumbrarse al ruido, las luces son incandescentes, por ende uno a veces queda encandilada y no ve nada, entonces tuvimos como un seudo simulador de aceptación ambiental, luz y la experiencia que vamos a vivir en la Quinta, en mínima escala, por supuesto. Eso ha sido súper interesante, porque desde el audio acostumbrarse a escuchar cuando no escuchas nada en realidad, hasta aprender a mirar y apaciguar un poco esa luz que te vuelve loco y no te deja ver por un par de minutos.

¿Con qué cosas te has sorprendido en estos ensayos? Imagino que algunos aspectos los mejoraste y que aparecieron otras aristas que trabajar…
– Como uno se va desarrollando con el equipo, son muchas las cosas del día a día, como que ‘chuuuuta, esto no lo puedo hacer, ¿de dónde saco herramientas para hacerlo?’ eso no me ha pasado. Sí me ha pasado que he descubierto cosas, por ejemplo que como a veces no se escucha, uno tiende a gritar, entonces hay que lograr dominar el oído para no terminar gritando, claro que tuvimos que ensayar y hay que practicarlo hasta que uno adquiere (la forma), son cosas más técnicas que de guión o libreto.

¿Estás trabajando mucho el libreto?
– Estoy con mucho estudio, con grupos de trabajo de 4, 5 y 6 horas estudiando a los artistas, conociendo su discografía y su trayectoria. Conociéndolos también en todo el entorno musical, porque una cosa es ser amante de la música y otra conocer, entender y aplicar el género y la ética de la música.

¿Cómo has vivido este proceso de un intenso aprender, has tenido momentos de frustración?
– Soy súper relajada y no me tiendo a frustar, si me veo nublada en una ocasión digo ‘necesito un momento’, relajarme y me supero ante el bloqueo. Y en ese sentido el equipo apoya mucho, es súper importante el apoyo del equipo, que ayuden, esperen, aguanten porque éste es un equipo que ya tiene 3 años de Festival y que ahora está en un cuarto… tiene un expertise mucho mayor respecto del que yo tengo. Saben las cosas que valen la pena y las que no.

Es bastante bueno no caer en estados de frustración, porque eso a veces paraliza…
-Sí, lo he ido aprendiendo, hay momentos en la vida que uno se asusta y se enceguece, yo en general soy una persona que ante la frustración me detengo, la identifico, a veces con mucho cuidado y dificultad, pero puedo superarla. Y en la televisión hay que aprender a superarla rápidamente.

Entonces la evaluación de la previa al Festival es buena…
– Ha sido súper entretenido, estoy aprendiendo todo el rato cosas nuevas, generalmente pasa que de repente uno entra en una monotonía y en esa rutina uno domina las cosas y deja de experimentar o de aventurarse en cosas diferentes. Eso ha sido súper distinto porque todos los días es algo nuevo, diferente, algo que apasiona, que tienes que trabajar, estudiar con cuaderno y lápiz, eso lo encuentro súper entretenido.

Y, ¿cómo ha estado el tema del trabajo con Rafa?
-Buenísimo, Rafa ha sido súper generoso con su experiencia, con su tiempo, harto con su tiempo porque me ha entregado su conocimiento, experiencia, herramientas y sus vivencias respecto del Festival, ha sido súper buena onda. Lo más importante, generoso con entregar todo lo que él ha aprendido, vivido y ha resumido de esta experiencia que ha tenido en la Quinta Vergara.

¿Sientes el fiato?
– Me siento feliz, no solamente afiatada, atada a él, totalmente conectada con él.

Y de ahí no te sueltas…
– Es que nosotros ya logramos un vínculo que traspasa lo profesional, eso hay que agradecerlo, agradecer que se dio, que lo estamos viviendo, que lo disfrutamos con Marcela (Vacarezza), con su familia, con sus niños y él, entonces lo que queda es disfrutar esta experiencia que es maravillosa. Yo hablaba la otra vez con él y le decía ‘tú estás súper relajado’ y él me contestaba ‘no, para mí todos los años es un año nuevo, todos los años son diferentes y siempre va a ser como una experiencia desde cero’, así que vamos a compartir una experiencia única desde el principio.

¿Ya asumiste que se van a tener que dar un beso?
-Sí. Costó, pero lo estoy asumiendo de a poco. Tengo todos los permisos conseguidos, pero así y todo es complicado porque en las primeras filas van a estar sentadas muchas personas involucradas con ese beso.

¿Lo hablaste ya con tu hija?
-Sí, por suerte ella no va a estar los primeros días, pero es tan pequeña que tampoco se va a dar cuenta en realidad. Tiene cuatro años, es pequeña, una bebé.

Hace unas semanas contaste que el vestuario lo ibas a dejar en manos de diseñadores chilenos emergentes, ¿eso ya lo tienes más acotado?
-Eso es lo que hemos logrado, lo hemos concretado y ya los tenemos, ahora colgados al lado mío, de hecho. Estoy contenta con el trabajo que hicieron todos estos diseñadores, con la entrega, las horas que otorgaron a crear diseños súper lindos, delicados, elegantes, con harto sacrificio porque en Chile es súper difícil el tema de la materialidad para lograr cosas de muy buena calidad. Muchos de ellos hicieron importaciones de telas y piedras, es un trabajo súper bonito, ellos han sido muy profesionales.

¿Qué se puede adelantar? ¿hay transparencias?
-No, nada de eso. Son vestidos clásicos, bonitos, elegantes dentro de la línea que yo utilizo siempre, hay con mucho color, están los básicos de siempre, blanco y negro y la modernidad, el mundo contemporáneo de la moda, son vestidos que en cualquier red carpet del mundo podrían estar.

¿Hay strapless?
-Puede ser, los escotes se vienen muy interesantes, es lo único que voy a decir. No puedo hablar más.

¿En los zapatos, consideraste a Rafa?
-Noooo, los dos sabemos que yo soy una mujer alta, se asume eso, por supuesto que no me voy a poner 40 centímetros de taco, pero sí voy a usar zapato alto, claramente.

Respecto de la parrilla, ¿de quién eres más fan?
-De varios, a mí Laura Pausini me fascina, me encanta Fito Páez, Ricky Martin, Ana Gabriel me fascina, creo que todos alguna vez cantamos alguna canción de ella, me fascina Jess y Joy, creo que son un dúo de hermanos exitosísimos, están en el mejor momento de su carrera, lo han hecho impecable y también creo que muchos hoy cantamos sus canciones. Rod Stewart es un clásico necesario que marcó un hito en nuestro país, está muy entretenida. Y uno de los últimos (confirmados) que me tiene muy contenta es Alejandro Fernández que me encanta, me fascina, me fascina ese hombre.

Hay mujeres que pierden la calma por él, es bastante cotizado
-Es que es demasiado guapo el ‘Potro’.

Carolina Ceballos

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo