Viñuela se transformó en mujer para su debut en el cine

Por

A lo más Adam Sandler en “Jack & Jill”, en “Mamá ya crecí”, la nueva película de los hermanos Badilla, José Miguel Viñuela interpreta no sólo uno, sino dos papeles: un hombre y una mujer.

Sí, porque la cinta, que se estrena la próxima semana, donde el animador de TVN encarna al villano Nicolás Correa, lo tiene también, en una vuelta de guión al final, como “Popi”, una exótica mujer que  llega a revolucionarlo todo.

“Es la hermana melliza de mi otro personaje. Llega desde Centroamérica así que tiene un acento bien especial”, adelanta el animador sobre el personaje que, asegura, le costó mucho más interpretar.

“Creo que el papel me hizo acercarme al mundo de las mujeres, a lo que significa transformarse en mujer cada mañana. Me costó el delineador, las medias, el rush, todo. Al final confirmé que soy muy feliz siendo hombre”, ríe.

En cuanto a preparación, Viñuela dice que le ha tocado vestirse de mujer antes y eso le sirvió. “Una vez con la Raquel (Argandoña) en el matinal intercambiamos roles, así que me agarré un poco de eso. Para la manera de hablar me acordé un poco de esos programas como ‘Laura en América’, pero igual está súper exagerado porque es comedia”, explica.

En cambio, su otro personaje tuvo inspiraciones muy claras. “Nicolás es el villano, el hermanastro de la Javiera Acevedo que no soporta a su nuevo novio, Badilla, y le hace la vida imposible. Es el típico zorrón que carretea en Las Urracas, un Giovanni Ananías con el look de Arturo Vidal y Alexis Sánchez”, explica.

Y para el animador la experiencia de debutar en el cine fue tan satisfactoria que dice que estaría dispuesto a repetirla. “Me encantaría volver a hacer cine. Ojalá a ésta le vaya bien y tenga segunda parte”, dice.

Francisco Ormazábal

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo