Columna de @Televisivamente: "Pulseras Rojas, el tratamiento del alma"

Por

Por: TeImagen foto_0000000120140408213658.pnglevisivamente

Hoy voy a hablar sobre una de esas series que no esperas que lleguen aunque ya se sabía que se estaba adaptando el guión original a la realidad chilena. Pulseras Rojas es de esas series que salen de lo común. De esas que uno no espera que te lleguen a lo más profundo de tu cerebro y corazón y, parafraseando a un ícono de Chile, es “Un canto a la vida, un canto a la dicha y un canto al amor”, convertido en capítulos semanales.

Cuando leí por primera vez de Pulseras Rojas fue en un medio español, donde la catalogan como una de las mejores series que se ha hecho en España. No dudé ni 10 segundos en “conseguirla” lo más rápido posible para captar con mis propios ojos si era cierto lo que se escribía de ella. En un fin de semana vi entera la primera temporada. Es una serie altamente adictiva que te atrapa con las vivencias de pequeños niños dentro de un hospital. Debe ser la primera vez que veo una serie médica centrada en los pacientes y no en los doctores con sus dramas románticos. No, aquí lo importante son los pacientes.

Basada en la historia del creador de la serie, Albert Espinosa, que pasó 10 años de su adolescencia en centros médicos debido al cáncer, Pulseras Roja narra las diversas historias de niños dentro de un hospital. En el nos encontramos a enfermos de cáncer, afecciones cardíacas, trastornos alimenticios, en coma, etc. Para ellos la vida en el hospital puede ser monótona y, en varias ocasiones, aburrida. Es por eso que deciden formar un grupo y hacer más llevaderas sus enfermedades. Ahí crean Pulseras Rojas, que tiene como distintivo las conocidas pulseras que se colocan a cualquier paciente ingresado al hospital. La serie nos demuestra que con la amistad, la esperanza y el compañerismo se pueden vencer todo tipo de limitaciones.

Las comparaciones siempre son odiosas. Hace unos días se estrenó la versión chilena de la serie que resultó ser un calco casi exacto de la versión original. El mayor temor que tenía era que esta adaptación no estuviera a la altura de su original que, dicho sea de paso, es muchísimo más lacrimógena. Uno de los reparos que tengo con esta versión criolla es en el casting de los niños. En el primer episodio se vio que algunos de los actores menores de edad se mostraban un poco “desganados” y con poca actitud actoral, pero es cosa de tiempo para que los personajes se vayan desarrollando.

A pesar de eso, Pulseras Rojas es de esas producciones nacionales para sentir orgullo. Con una tremenda fotografía, ambientación, musicalización y, en especial, historias de vida que tuvieron una excelente recepción en redes sociales y en rating, ubicándose segunda en su franja horaria. Pulseras Rojas puede llegar a dar la sorpresa en la ficción nacional a pesar de no ser una idea original.

Pulseras Rojas se emite los Lunes a las 23:20Hrs. por TVN.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo