Columna de Vasco Moulian: "#fuerzavalpo"

Por

 

Imagen foto_0000000120140415121226.jpg
Gentileza

 

Qué triste es ver cómo una vez más nuestro país se mueve alrededor de la tragedia. Esta vez le tocó a Valparaíso. La Quinta Región fue catalogada como zona de catástrofe debido al gran incendio que le afectó y me atrevo a decir que es uno de los incendios más grandes que nos ha tocado ver.

Hectáreas quemadas y la suspensión del servicio de agua potable y cortes de energía eléctrica, además que la columna de humo cubrió todo Valpo y se podía ver desde distintas partes. Los cerros El Vergel y Mariposa fueron los más afectados y tuvieron a Bomberos, Conaf, Carabineros, Onemi y equipos aéreos trabajando de cabeza y sin parar.

Una imagen que difícilmente olvidaremos. Más de 500 casas destruidas y alrededor de 3.000 personas han sido evacuadas a albergues. Claro que estos lugares ya están al tope y se necesita, una vez más, la ayuda de todos los chilenos. Se encontraron varias víctimas fatales y los canales se dedican a mostrar imágenes de alto impacto y por ahí una persona al ser entrevistada, decía “no parece que allá pasado un incendio, si usted ve las imágenes, creería que anoche pasó un bombardeo”.

Y una vez más podemos ver cómo todos los canales se trasladan al lugar de los hechos y mandan a sus rostros a terreno y denominan el incendio como un “tsunami de fuego”. Los periodistas, casi en voluntad de héroes tratan de entrevistar a personas que andan buscando a sus familiares desesperados, por no saber si están en algún albergue o si pasó lo peor.

Todos pasaron la noche en vela, todos los programas de noticias sólo pensaban en transmitir lo que estaba pasando. Ayudar a difundir que los bomberos necesitaban ayuda, que se necesitaban alimentos de primera necesidad porque lo perdieron todo.

Es ahí cuando podemos rescatar nuestro periodismo nacional. Donde a los profesionales no les importa la hora que sea, si hay que salir al aire no importa nada. Donde estén se tienen que trasladar para poder salir al aire y ayudar a comunicar la información. Lo que todos están esperando. Por eso quiero destacar, en este momento, a Catalina Edwards, la afamada periodista de Mega que el día del incendio y toda la noche que el canal siguió transmitiendo, supo cómo llegar a la gente y dar a conocer lo que iba pasando con delicadeza, sin caer en el morbo.

Como toda una profesional. Siempre con la seriedad que ameritaba la ocasión.

Durante la noche y la mañana de ayer, ella estuvo en terreno. Conversó con la gente y a través de ella los familiares pedían ayuda, como trataban de hacerlo con cualquier periodista que se le cruzara.

Pero ella siempre simpática, con la paciencia que un periodista necesita tener. Eso sí le tocó vivir una escena muy conmovedora y donde se notaba que ella estaba tratando de aguantar el no llorar.

Desde muy temprano estuvo con unas personas de Valpo que andaban buscando a una sobrina y que como no la habían encontrado durante toda la noche, habían pensado lo peor. Pero justo en el momento cuando Cata entrevistaba a la tía en vivo, la llamaron y le comunicaron que su sobrina y el hijo de ella habían aparecido. Cata los acompaña en la reconciliación y da fe de una buena noticia en medio de tantos malos ratos, de angustia para la familia que no sabía si su sobrina estaba con vida o no.

Junto con ella también destacar a Rafael Cavada, quien ya había hecho sus labores de periodista para el mismo canal, cuando para el terremoto del norte lo mandaron a terreno. Si bien lo reconocemos como rostro del desaparecido programa “Aquí en vivo”, ahora cada vez que puede sale en pantalla, a través del noticiario y es uno de los periodistas que se ha ido quedando en los corazones de Chile. Sabe cómo llegar a la gente, como ser empático. Tiene años de experiencia y se agradece la forma en cómo da el tratamiento de la noticia.

Hay que aplaudir de pie toda la labor que han hecho estos profesionales. Y lo vengo diciendo desde el terremoto en el norte. Todo se revoluciona, en lo único que se piensa es en ayudar a la parte afectada, tratar de dar la mayor información posible y ayudar a calmar los ánimos. Cada persona con su propio drama y es ahí donde los periodistas se transforman en héroes.

Gracias a ustedes nosotros estamos informados, como si fuésemos protagonistas de la propia noticia. Sigan así y Chile podrá levantarse muy pronto.

Las opiniones expresadas aquí no son responsabilidad de Publimetro

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo