Columna de Vasco Moulian: "Mal, mal, mal TVN"

Por

Imagen foto_0000000420140427193555.png

  

Siempre hemos alegado que nuestra TV no es de calidad, que la farándula se ha instalado como nunca en nuestra parrilla programática e incluso casi siempre nos ha hecho ruido que dentro de las programaciones de los canales no haya mucho contenido dirigido para los niños. Tal vez comedias como “Casado con hijos”, que por cierto ahora Mega le está dando con todo a las repeticiones de esa excelente producción, “El club de la comedia” que en su momento fue chistoso, pero que por su contenido no sirve para ser catalogado como “para niños”. Por eso me llama la atención este tipo de materia. Siendo tantos los niños en nuestro país y siendo ellos uno de los grupos que más consume TV, no les queda otra que darle su rating a los programas de cable como “Nickelodeon” o “Canal Disney”, porque si se sientan a ver TV en nuestro país tendrán que esperar y esperar, porque jamás se encontrarán con un contenido apto para ellos, salvo el sábado y domingo, cuando con suerte se dedican dos horas a programas para los más pequeños.
En Mega están tratando de avanzar en esta área y hacer algo parecido a lo que tiene Canal 13 y lo que tenía TVN los fines de semana.
El canal se tiró a la piscina con el propósito de liderar la sintonía en el horario infantil de los fines de semana. Es por eso que crearon “Centro de alumnos” la primera sitcom infantil que tiene la televisión chilena.
Es una serie que se centra en la historia de una directiva recién elegida en un colegio, que debe hacer lo imposible para cumplir una serie de promesas que les hicieron, casi como un político cualquiera, en época de campaña y que las mismas tendrán una exhaustiva fiscalización por parte del grupo rival que perdió las elecciones. El grupo está liderado por el multifacético actor Ramón Llao y la producción se basa en risas y una cantidad de acontecimientos que encantarán a los más chicos y que ya lo está haciendo. Lleva un par de semanas al aire y conozco a varios que esperan que llegue el sábado, para instalarse frente a la tevé y ver esta entretenida sitcom. Una de las mejores cosas que tiene es que ayuda a los niños a aprender valores como el compromiso, tolerancia, proactividad y el trabajo en equipo, entre otras cosas que se irán viendo capítulo a capítulo a medida que el centro de alumnos quiera ir cumpliendo las promesas hechas a la hora de la campaña.
Por otro lado, Canal 13 tiene el programa “Cubox”. Un bloque infantil transmitido por el canal los fines de semana, donde se muestran series extranjeras, una de las más destacada de estos días es la antigua serie “Malcom in the middle”.
Este espacio infantil debutó en abril del 2003. “Amango”, “El blog de la Feña”, “Diego y Glot”, “Hannah Montana”, entre otras, han sido las producciones que han pasado con éxito por él, acumulando cada vez más niños seguidores y generando una revolución infantil en nuestro país.
Muchas figuras han querido ser parte de esta producción, animado-res, modelos y chicos realities se han convertido en los conductores de este espacio… creo que es bien visto para ellos trabajar en productos para niños. Y ser el rostro de un bloque infantil es aún mejor, una especie de decir “sí, yo estoy de acuerdo y quiero más espacio para los niños”.
Desde marzo del 2012 el conduc-tor de este espacio infanfil es Cristóbal Romero, un talentoso joven.
Además, Canal 13 tiene co-mo caballito de batalla la serie norteamericana “Los Simpson”, transmitidos a mediodía y en la tarde. Prefiero eso, a que los niños lleguen del colegio y se pongan a ver farándula o teleseries que ni siquiera son nacionales. Bueno, olvidándonos del hecho de que los niños deberían llegar a hacer sus tareas y no a ver televisión y creo que por lo mismo el plato fuerte para los bloques infantiles son los horarios de la mañana de cada fin de semana.
CHV ha hecho el intento, pero no ha logrado sobresalir. Durante el fin de semana a veces transmiten películas como para tratar de competir con los grandes que sí tienen horarios infantiles establecidos. El problema es que sólo a veces dan películas para niños. De perros, de familia en vacaciones, pero las otras veces me atrevería a decir que están más enfocadas a jóvenes con contenidos más complejos o un poco enredados.
Lamentablemente, TVN tuvo la mala idea de sacar su bloque infantil, quizás pensando que sería para mejor. Pero el resultado fue que mientras los otros canales estaban dando producciones para y con contenidos para niños, el canal público marcaba 1 punto, siendo que cuando transmitía “31 minutos”, amado por niños, padres, abuelos, tíos y que los hizo tan famosos, eran los reyes del rating.
Mal, mal, mal TVN. Espero que el cambio sólo sea transitorio y vuelvan a darle el espacio en las transmisiones que les corresponde a nuestros niños, aunque sea sólo por sábado y domingo.

Las opiniones expresadas aquí no son responsabilidad de publimetro

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo