Kel Calderón y su terrorífico debut en cine: "Me tenía poca fe por mi voz ronca"

Interpreta a la chica más popular del colegio en "Maldito amor", de Sebastián Badilla, que mezcla comedia con terror adolescente.

Por

Hace varios años que Kel Calderón, hija de Raquel Argandoña y figura recurrente de la farándula nacional, estaba desvinculada de la actuación. Sí, porque pese a que la música la ha tenido más ocupada, sus inicios se dieron en la serie de TVN “Karkú”, donde era la cuica Fernanda Urquieta.

Ahora está de regreso en las pantallas, y ni más ni menos que en las de cine, con “Maldito amor”, la nueva película de Sebastián Badilla que mezcla humor adolescente con una cuota de terror juvenil, con la historia de Arturo (Badilla), un joven nerd que se asocia con Beatriz, una chica popular de su colegio para sacarle celos a su amor imposible, mientras una serie de asesinatos empañan todo.

“Soy Beatriz, la niña más popular del colegio que conoce a este perno (Badilla) y lo ayuda. De a poco se hacen cada vez más amigos, mucho más de lo que esperaban. “Me encantó el cine, es súper distinto a la TV, mucho menos apurado y más cuidadoso, con prolijidad. Fue un agrado y si quieren volver a trabajar conmigo acepto encantada”, dice, agregando que el tipo de cine que hizo es su favorito.

“A veces el cine chileno comete el error de ser súper dramático y denso, por eso esta es una apuesta nueva que mezcla comedia con terror y la puede ver toda la familia. Me gusta que Sebastián tenga las cosas muy claras con lo que está haciendo”.

Una pequeña dificultad se dio a la hora de hacer las típicas escenas de persecución, cuenta la joven. “Como es de terror me tocó gritar por los pasillos, y no me tenía mucha fe porque tengo la voz ronca. Pero resultó igual y quedamos muy contentos con el resultado”, ríe.

Y esta semana se anunció una muy buena noticia para la gente de la película, pues quedó seleccionada para exhibirse en el festival de cine fantástico de Sitges que se realizará entre el 3 y 12 de octubre en la ciudad de Catalunya, en la que será la primera alfombra roja extranjera para Kel.

“No me dejaban decirle a nadie, salvo a mi familia, y cuando le conté a mi mamá no me creía, pensaba que era una broma. Ahora está impactada y me felicitó mucho. Es algo increíble para mí que todavía no logro dimensionar”, exclama Kel, agregando que entiende la importancia del festival.

“El año pasado fui de vacaciones a Sitges y sé que allá todo gira en torno al festival. Ahora tenemos los pasajes comprados y todo, lo que me falta es el vestido”, ríe.

Francisco Ormazábal / Publimetro

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo