"Revolver": 48 años del disco más revolucionario de Los Beatles

Por

Un 5 de agosto de 1966 la banda más importante y famosa del mundo acababa con varias semanas de encierro y lanzaba en el Reino Unido el primero de una serie de discos que ya no sonaban a pop adolescente. Se trató de Los Beatles y de “Revolver”, su séptimo álbum que por primera vez presentaba al mundo un nuevo sonido, diferente a lo conocido hasta entonces, y que sería uno de los discos más influyentes de la historia.

Originado a partir del impulso creativo que los Fab Four desarrollaron con su disco de 1965 “Rubber Soul”, a los jóvenes músicos se les ocurrió empezar a experimentar en el estudio de grabación. El resultado fue canciones mucho más demorosas de hacer, pero mucho más complejas y llenas de detalles, además de mostrar una variedad pocas veces vista.

Abre con “Taxman”, ácida crítica a los impuestos británicos escrita por George Harrison en el más puro estilo rock and roll de guitarras afiladas. Luego vienen clásicos como “Eleanor Rigby”, innovadora mezcla de Paul McCartney entre balada pop y concierto de cuerdas que bebe tanto de Bach como de la banda sonora de “Psicosis”, y “Yellow submarine”, ejemplo total de música infantil creada e interpretada por una banda que era cada vez más adulta.

Entremedio, más innovaciones como “Love You To”, primer tema totalmente hindú de Harrison, las rockeras “And your bird can sing”, “Doctor Robert” y “She said, she said”, de Lennon, el soul McCartney de “Got To Get You Into My Life” y concluyendo con la primera muestra pura de sicodelia de la hasta entonces banda de “chicos buenos”: “Tomorrow never knows”, con su melodía hecha de loops y su letra sacada por Lennon del libro de los muertos.

A todo esto se suman detalles como su portada, creada a partir de un collage de fotos montadas en un dibujo por el artista alemán amigo de los Beatles, Klaus Voormann, o su nombre, que originalmente iba a ser “Abracadabra”, “Magic Circles”, “Beatles on Safari” y “Pendulum”, pero terminó siendo el hasta entonces más agresivo que la banda usó en un título.

Y nada volvería a ser como antes tras “Revolver”. Primero, en la banda, que tras este esfuerzo se inmersó por completo en la sicodelia sesentera y se retiró de los shows en vivo para dedicar los meses siguientes a tomarse vacaciones, explorar nuevos estilos y grabar el aún más icónico “Sgt Pepper’s Lonely Hearts Club Band”.

Segundo, en el resto del mundo musical, pues para muchos se trata del mejor álbum del grupo estrella de los 60, al ser una producción experimental con una impronta de rock psicodélico. Prueba de ello es que en 1997 fue considerado por prestigiosos críticos de Gran Bretaña como el tercer mejor álbum de la historia de la música pop, puesto que repitió en 2003 en la lista de los Mejores Discos de todos los tiempos de la revista Rolling Stone.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo