Columna de @Televisivamente: "Wilfred, el peor amigo del hombre"

Por

 

Imagen foto_0000000120140819174715.jpg
Archivo

Partamos de la base de que Wilfred es el perro de una vecina. Todos lo ven como un perro… menos Ryan (interpretado por Elijah Wood, mundialmente conocido como Frodo de “El señor de los anillos”). Ryan ve a Wilfred como un ser humano disfrazado de perro gris con su nariz pintada de negro que le da pésimos consejos y, según él, trata de ayudar a Ryan en sus problemas cotidianos.

Wilfred es una serie sin términos medios: o la amas o la odias, tiene un humor negro bastante especial que no puede caer bien a todos (Por algo está producida por uno de las mentes detras de Family Guy). La producción es originaria de Australia donde alcanzó a tener dos temporadas, tuvo bastantes nominaciones a los premios AFI en su país natal. Suficiente para que FX se hiciera con los derechos de realizar la versión norteamericana donde alcanzó notoriedad durante sus primeras temporadas.

Wilfred es una serie peculiar con un punto de vista bastante perturbador que le sienta estupendamente. Por una parte, el humor demuestra al loser profesional de su protagonista, un despreocupado de la vida con muy poca personalidad que cada capítulo aprende algo sobre sí mismo y sobre quién quiere ser. Pero el plato principal de la serie es el egocéntrico, manipulador y vicioso perro, que aplica su psicología canina a todas las situaciones. Es esa naturaleza de hinchapelotas donde Wilfred consigue volver más loco al ya de por sí confundido Ryan la que constituye la base cómica de la serie.

La serie nos despierta un montón de dudas: ¿Cual es el motivo por el que Ryan (y nosotros) podemos ver a Wilfred como un ser humano disfrazado de perro?, ¿Realmente existe?, ¿Está todo en la cabeza de Ryan?, ¿Es peligroso?. La serie no ahonda mucho en estos temas aunque, claro, Ryan exige respuesta a su actual situación. ¿Está loco?, ¿Está muerto?. ¿Es su subconsciente que se ve reflejado en el perro de su vecina?. No lo sabremos hasta bien avanzada la historia. Claro que a medida que se va desarrollando su amistad con Wilfred nos daremos cuenta lo bajo que puede llegar a caer la psicología humana temporada a temporada llegando al punto del surrealismo puro y duro.

WIlfred es una serie arriesgada. Los guionistas se dan un festín enredando tramas que nos logran confundir sin una lógica aparente haciendo que, quizás, muchos la vayan dejando en el camino. Este año se emitió la última temporada de la serie sumando 4 entregas en donde se resuelven muchas de las dudas que se han planteado desde el primer minuto dejando una sensación agridulce por el término de las surrealistas aventuras de Ryan y su más fiel compañero.

Las opiniones expresadas aquí no son responsabilidad de Publimetro

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo