Mel Gibson no sabía que era el malo en "Los Indestructibles"

El actor interpreta a un traficante de armas en la cinta de acción. Además dice que le encantaría dirigir televisión

Por

Tal como en la segunda lo fue Jean Claude Van-Damme, en la tercera parte de la saga de Sylvester Stallone sobre envejecidos héroes de acción, “Los indestructibles 3”, Mel Gibson es el malo de la película. Pero esa información es noticia para el propio Gibson.

“Yo nunca leí el guión pensando que yo era el malo de la película, ¿sabes? De hecho, yo no sabía que era el malo de la película hasta que vi la película anoche”, confiesa el actor. “Yo pensaba que Dolph Lundgren era el malo de la película, así que es una sorpresa para mí y estoy un poco sorprendido y un poco ofendido. Quería ser el interés amoroso, pero no había nadie a quien amar, de verdad”, ríe.

Bromas aparte, y más allá de los problemas que lo han tenido alejado del cine en los últimos años, Gibson dice que estaba ansioso por poner su propio giro en el personaje de Conrad Stonebanks, ex Indestructible que se volvió traficante de armas con una astilla clavada del tamaño de Stallone.

Pero mientras Mel Gibson lo estaba pasando realmente bien con esta película, de todas maneras tenía otro trabajo en mente, que es regresar a la dirección.

“Creo que lo mejor que lo puedes pasar estando de pie es dirigiendo una película. Es como mi deseo primario. Es mi don, creo, dirigir. Voy a perseguir eso”, dice Gibson, quien ganó un Oscar al mejor director por “Corazón valiente” en 1996.

“Tengo unos hierros en el fuego. No vale la pena hablar mucho al respecto porque el espionaje industrial es algo habitual y apenas dices algo alguien roba la idea y termina en la televisión o algo así”, dice, y se retracta.

“Pero no hay nada malo con la TV. Yo dirigiría televisión, es genial y se pone cada vez mejor. Definitivamente tengo mis ojos puestos en eso y lo haré”.

Ned Ehrbar

Mira el tráiler

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo