Nacho Gutiérrez no quiere abandonar el prime de CHV

Por

Ignacio Gutiérrez se encuentra trabajando en la modalidad 24/7 en CHV. Acaba de terminar “Ha llegado carta” y sigue, como siempre, en el matinal de la señal privada, “La mañana de CHV”, el periodista además evalúa nuevos proyectos televisivos, como el que tiene con Carolina de Moras, espacio que aún no ha sido oficializado por la plana ejecutiva de la televisora.

“Estamos conversando más de un proyecto, es súper rico que te llamen para muchos programas”, se aventura a decir el comunicador.

Por lo pronto, Nacho sólo quiere que su estelar de servicio continúe en pantalla y trascienda al ciclo estreno de este año. “Lo mejor que me podrían decir es que ‘Ha llegado carta’ tendrá una nueva temporada”, dice Ignacio transparentando su apego, cariño e ilusión sobre el espacio que le permitió retomar un formato que lo hizo aterrizar en la TV en Mega, específicamente junto a Andrea Molina con “Hola Andrea”.

Sobre el emotivo estelar basado en historias humanas a través de las cuales se busca establecer conexiones o recuperar vínculos quebrados, Gutiérrez cuenta que, a pesar de la demanda emocional que implica estar al frente de un espacio de estas características, se siente totalmente pagado, satisfecho y feliz de esta experiencia.

Tanto así que busca vivirla desde lo más profundo de sus emociones, sin evitar entrar en colapso, como ya le ha ocurrido en compeljas circunstancia que lo han llevado a tener que ocultarse y tomarse un momento para llorar por lo desgarradores que pueden llegar a ser algunos casos.

“No tengo pauta porque podía caer en la frialdad si apelaba a una pauta de preguntas”, cuenta.

“Me he demorado una hora y cuarenta y cinco minutos en hacer una entrevista, hay casos que me han tocado mucho”, dice antes de ejemplificar a través de una niña con depresión.

Tanto es su compromiso con “Ha llegado carta” que no visualiza otro escenario que seguir. “Yo feliz de que me digan que hay una segunda temporada”, dice.

¿Por qué? “Siento que hace años que no veíamos programas con silencio. Y cuando eso ocurre, la gente se queda. Y tenemos 15 puntos”, dice con la satisfacción y conciencia de que el prime televisivo se presenta particularme adverso con Mega sin posibilidades de arrebatarle el primer lugar de sintonía.

“Quedamos segundos, eso es un premio. Estos temas marcan, la gente no se cambia de canal. Me encanta, estoy feliz, me encantaría una nueva temporada”, recalca.

Sobre las jornadas de grabación del estelar, Gutiérrez admite que son “bien largas, pero me gusta… teníamos dos opciones. O me hacían contención emocional y me convertía en una persona rígida y distante o tomaba otra opción. Yo tomé la de escuchar a las personas sin contención. Y si me emociona su relato, me emociona. Si me da rida también”, dice.

Con otros proyectos en carpeta, como un estelar con Carolina de Moras y Rafa Araneda radicado en Estados Unidos, Nacho no se atreve a definirse como el hombre más fuerte de CHV. “No me entrampo con eso, no me corresponde. Todos tenemos cualidades, Rafa es tremendo animador, no me siento compitiendo con nadie”, agrega.

Sobre su polifuncionalidad y un futuro que se anticipa lleno de nuevas responsabilidades televisivas, Ignacio sólo busca sumar y sumar. “Tengo una relación muy particular con el estrés, hay que aprender a manejarlo”, dice.

Carolina Ceballos

 

 

 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo