El "Rafa" habla de su vuelta a las pantallas en TVN y de su vida en EE.UU.

Por

 

Imagen foto_0000000120141009094553.jpg
Gentileza TVN

 

Este viernes, a las 22.05 horas, vuelve a la televisora nacional el docu-reality “Adopta un famoso”, el cual partirá su tercer ciclo con Rafael Araneda.

El animador del Festival de Viña del Mar habla con Publimetro desde Estados Unidos, específicamente desde Tampa, ciudad situada en el condado de Hillsborough, en la costa oeste de Florida, en donde está en un período sabático. El rostro de Chilevisión se refiere a este retorno a las pantallas y a su nueva vida durante este segundo semestre del 2014, lejos de Chile y la pantalla chica local.

¿Cómo fue la experiencia de ser parte de un capítulo de “Adopta un famoso”?
-Me recibió la familia Valenzuela Moya, gente buena y trabajadores por sobre todas las cosas. Ellos son comerciantes, de La Florida, se dedican a la venta de pescados y mariscos. Llegué en un momento muy especial para ellos: hace sólo un mes habían sufrido un incendio que destruyó gran parte de su casa. Es por eso que me sumé a la reconstrucción del hogar y le puse el hombro a tratar de solucionar algunos problemillas, que, como en todas las familias, a veces surgen.

¿Qué más nos puedes contar sobre esta experiencia?
-Durante los días de adopción trabajé en el Terminal Pesquero y la feria libre, aprendí a filetear y vender pescados y mariscos. Además, me tocó trabajar en la distribución del Terminal Pesquero mayorista y minorista, y también puse mi granito de arena pintando, clavando y taladreando en la casa que ayudé a reconstruir. Los Valenzuela Moya me recibieron como un hijo y casi no tocamos el tema de la TV. Me sentí como un integrante de su clan y me introduje en la dinámica familiar como uno más.

¿Cómo tomas el volver a estar en un programa de tu ex canal, TVN?
-Tengo grandes amigos en el canal y esa es la principal herencia que te puede dejar un lugar donde trabajaste por tanto tiempo. Sin ir más lejos, parte del mismo equipo de producción de “Adopta un famoso” me hizo un seguimiento en mi primer año en México. La grabación fue justo en el momento en que brotó la gripe porcina, hoy virus H1N1. Pasamos momentos muy difíciles y reencontrarme con ellos fue un agrado.

SU VIDA EN ESTADOS UNIDOS

¿Cómo han sido estos dos meses lejos de Chile?
-Tremendamente enriquecedor en el plano familiar y el plano personal. Hacer un alto en el camino en esa ajetreada industria y desconectarse un poco de ella es un lindo regalo que me da la vida.

¿Qué es lo que más extrañas de acá?
-Ir al estadio y a mi madre, hermanos, amigos y mis mascotas. Una de mis perritas tuvo seis cachorros que no he podido conocer a no ser por fotos y videos.

¿Qué puedes contarnos de tu vida en Estados Unidos? ¿Cómo marcha todo por allá con tu familia?
-Bien, los niños en los colegios y la casa funcionando. Es como si hubiéramos trasplantado la casa de Santiago acá, en Estados Unidos. Y yo, gracias a Skype y WhatsApp, todo el día conectado con quienes trabajo.

Y, por último, ¿cómo van los preparativos para el Festival de Viña 2015?
-Desde que cae el telón en febrero se comienza a trabajar en lo que será el próximo festival. Y es así como ya llevamos varios meses con el equipo dando forma a esta fiesta que es cada año el festival. No soy el indicado para darte a conocer los nombres que están barajando para febrero, pero sólo te puedo decir que la parrilla viene muy, pero muy potente. Además, con Carola (de Moras) nos preparamos para la gira promocional del Festival en el mundo hispanoparlante, así que pronto me reencontraré con ellos en Miami, Las Vegas y otras ciudades.

Nicolás Figueroa

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo