Jurado de "MasterChef" barrió con preparación de Martín Cárcamo

Por

 

"En esto uno nunca lo pasa bien". Así definió Fernanda Urrejola su quiebre amoroso de Stefano Benaglia al programa "SQP".

Es que la protagonista de "Chipe libre" pasa semanas complejas en su vida luego de que ella y su galán italiano pusieran punto a final a una relación sentimental que había partido hace cinco años y que en diciembre próximo los llevaría a casarse.

Según trascendidos, el desgaste de la relación y la alta carga de trabajo de ambos les pasó la cuenta. Eso los habría llevado a cortar un vínculo que a fines del 2009 también los tuvo viviendo momentos difíciles luego de que Fernanda perdiera a un hijo en gestación.

Urrejola había confesado públicamente en el mes de agosto que con Benaglia se casarían, sin pensar jamás que tres meses después, aquello sólo sería una idea del pasado.

Cabe mencionar que existen rumores de que la actriz y su compañero en "Chipe libre", Mario Horton, podrían haber tenido un affaire, aunque cercanos a ellos y la propia figura de Canal 13 lo han desmentido.

" class="gi" />
  • . Imagen Por:
  • . Imagen Por:
  • . Imagen Por:
  • . Imagen Por:
  • . Imagen Por:
  • . Imagen Por:
  • . Imagen Por:
  • . Imagen Por:
  • . Imagen Por:
  • . Imagen Por:
  • . Imagen Por:
  • . Imagen Por:
  • . Imagen Por:
  • . Imagen Por:
  • . Imagen Por:
  • . Imagen Por:
  • . Imagen Por:
  • . Imagen Por:
  • . Imagen Por:
  • . Imagen Por:
  • . Imagen Por:
  • . Imagen Por:
  • . Imagen Por:
  • . Imagen Por:
  • . Imagen Por:
  •  

    Luego que los animadores y panelistas del matinal de Canal 13 se atrevieran este jueves con un desafío al estilo “MasterChef” haciendo merengue, este viernes quisieron aventurarse aún más y hacer un plato en vivo y en las mismas condiciones que los participantes del programa de cocina.

    Tonka, Martín, Polo Ramírez y Michelle Adams aceptaron el reto y se trasladaron hasta el gran estudio del espacio conducido por Diana Bolocco, donde los esperaba nada más y nada menos que Yann Yvin, el juez más estricto del programa.

    La prueba consistía en cocinar un omelette en pocos minutos, donde además debían innovar con la preparación. “No quiero probar cuatro omelettes iguales”, dijo el profesional de la cocina a los desafiados.

    Tras terminar el plato en el tiempo estipulado, que no excedía los cinco minutos, tal como en el programa, los animadores y panelistas pasaron uno a uno para recibir la crítica de Yvin, quien terminó destruyendo a Martín, que en honor a la verdad fue un completo desastre.

    El rostro de Canal 13 había comenzado demostrando con el merengue que lo suyo no era la cocina, pero ahora lo terminó por ratificar con la preparación que sólo recibió el desprecio del chef, que incluso tuvo que pedir agua para pasar el mal sabor del plato. Esto sin contar con el gran desorden que dejó el “Rubio natural” en la cocina.

    Michelle Adams y Tonka también fueron duramente criticadas. El único que se salvó fue Polo, que a pesar de haber recocido su preparación fue elogiado por el buen sabor y la presentación.

    Contenido Patrocinado