El drama de Christopher Carpentier antes de "MasterChef"

Por

 

 

Este jueves, después de "Chipe libre", Canal 13 estrenará un nuevo docu-reality, "Bandas criminales, los más buscados", un programa de investigación periodística que, de manera inédita, se adentra en algunas de las bandas más peligrosas del país, conociendo cómo viven, cómo piensan y cómo operan.

Se ha seguido a bandas que roban cajeros automáticos, casas o autos, por ejemplo; y lo distinto del proyecto es que los mismos delincuentes cuentan en primera persona cómo trabajan.

Para dar vida a este espacio, un alto personero del equipo detalla que "nos infiltramos entre bandas y delincuentes, nos ganamos su confianza, que no es algo fácil, y empezamos a compartir con ellos y conocer cuál es su modus operandi".

Acerca de cómo se creó este proyecto del área de realidad del 13, desde el equipo realizador cuentan que "el año pasado empezamos con la idea de hacer un docu-policial y demostrar que el trabajo de Carabineros es más que el patrullaje nocturno, ya que tienen distintos departamentos especializados en investigación, algo que se verá en nuestro programa".

A lo anterior añaden que "mostraremos algo que nunca se ha mostrado, que es estar por primera vez tan cerca de la delincuencia. Llegamos al corazón de las bandas más peligrosas de Chile y los telespectadores lo van a poder conocer en primera persona y ver cómo cometen sus crímenes".

En cada capítulo, el público va a conocer una banda distinta. En el primer episodio destacará la de "Los carniceros", especializada en robos de automóviles de lujo para luego robar cajeros automáticos.

Cada jueves, "Bandas criminales" revelará los ilícitos cometidos por distintos grupos de delincuentes, así como también las identidades de sus integrantes y la vida que llevan antes, durante y después de cada atraco. Además, en cada capítulo, Carabineros tendrá como objetivo desbaratar a una peligrosa banda criminal y el equipo del docu-reality los acompañará en esta misión.

Asimismo, otro de los  ejes argumentales será la utilización de imágenes reales captadas por las cámaras de vigilancia de tiendas, bancos, cajeros automáticos, etcétera... en ellas se evidenciará que los delincuentes cometen sus delitos. Las imágenes serán provistas por policías, fiscales y víctimas.

Nicolás Figueroa

 

" class="gi" />
  • . Imagen Por:
  • . Imagen Por:
  • . Imagen Por:
  • . Imagen Por:
  • . Imagen Por:
  • . Imagen Por:
  • . Imagen Por:
  • . Imagen Por:
  • . Imagen Por:
  • . Imagen Por:
  • Por estos días Christopher Carpentier es uno de los chefs con más pantalla en la televisión chilena luego del estreno de “MasterChef” en Canal 13, donde está cada miércoles y domingo, lo que se suma a su programa en 13C “C Cocina”. Además tiene dos restoranes, “Maldito Chef” y “El Barrio”, pero para que llegara a estar en lugar que ocupa hoy tuvo que pasar por una etapa negra, la que le sirvió para aprender lo que era el fracaso.

    A sus cuarenta años Chris, como le gusta que lo llamen, lleva a cuestas un gran tropiezo que incluso incluyó una descompensación que le provocó una parálisis total que lo tuvo diez días en la clínica.

    Hace cuatro años aproximadamente el chef vio cómo todo su proyecto de vida se desmoronaba: Su matrimonio fracasó y el gran proyecto de su restorán “C” se terminaba.

    “Con el restorán ‘C’ conocí el fracaso máximo, la soledad. Se acabaron los amigos, se acabó la plata, se acabó la fama, se acabó la luz”, contó el jurado del reality de cocina de Canal 13 en una entrevista a la Revista Paula.

    Tanto fue su enojo con lo que estaba pasando que hubo un periodo en el que dejó de cocinar porque simplemente no podía. “Agarraba algo y me cortaba o se me quemaba. La cocina no quería nada conmigo; estábamos peleados”, cuenta en la publicación.

    A esto se le sumó que se separó, viviendo así un duro momento profesional y personal.

    Ahora luego del duro trance está recuperado, de vuelta en la cocina y en la televisión, esta última con más fuerza que nunca luego de una potente terapia y de reencontrar el amor, el que trajo consigo lo que siempre había soñado: una gran familia.

    “Formé la familia achoclonada que siempre soñé: tengo cuatro hijos; una de mi primer matrimonio, dos que aportó mi señora, y el más chico que nació de esta unión. Ellos lograron unir esos cables pelados, que antes hacían contacto solo a veces”, confidenció.

    Contenido Patrocinado