"El Sultán": Debut estuvo marcado por el amor y el poder

Por

 

Es una de las actrices más importantes y reconocidas de las teleseries del canal público, al cual arribó el año 2003, para hacer la primera telenovela juvenil, "16". Once años han pasado de eso y Luz Valdivieso tiene en su currículum dentro de TVN historias como "Idolos", "Los treinta", "Floribella", "Alguien te mira", "Los exitosos Pells", "Conde Vrolok", "La familia de al lado", "Separados", "El amor lo manejo yo" y por estos días "No abras la puerta".

Este 2014 ha sido especial para la figura de la televisora nacional, que tuvo que dejar de ser "Laura Green" en "El amor lo manejo yo" (a su rol lo asesinaron) para pasar a protagonizar la actual apuesta prime -como "Isabel Tobar"- y cuya trama está centrada en la violencia de género. El proyecto, eso sí, no contó con respaldo del público en materia de rating. 

"No abras la puerta" terminó con sus grabaciones la última semana de noviembre y su protagonista señala que "yo estoy orgullosa del trabajo que hicimos, era una temática difícil, pero me siento contenta de haberla tratado. Además, el rating puede decir una cosa, pero las redes sociales otra, y el apoyo en redes sociales es tremendo".

En los últimos meses, Valdivieso, al igual como todas las figuras del área dramática de la señal pública, ha visto cómo sus altos mandos han cambiado. Primero fue en noviembre del año pasado, cuando María Eugenia Rencoret (ex directora del área) emigró a Mega con gran parte de sus colaboradores más cercanos, y en octubre de este año, debido a sus malos resultados, el canal despidió a su nuevo director del área, Álex Bowen.

Respecto a lo que le ha tocado vivir, Luz confiesa que "fue difícil, nos sentimos con mucha orfandad, quedamos un poquito de tierra de nadie, pero lo bueno es que armamos un equipo afiatado, alegre y que ha hecho un trabajo profundo y profesional".

La esposa de Marcial Tagle cree que en su momento "el canal le dio la espalda al área dramática, como que no supieron darse cuenta de lo fundamental que eran y dejaron ir a personas muy importantes y a tomar decisiones que no necesariamente fueron las mejores... pero siento que hoy las cosas están cambiando".

En ese sentido, la actriz detalla que "me parece muy bueno que haya llegado Nicolás Acuña a la dirección de programación, él pasó de hacer ficción a programación, lo cual es un buen indicio de lo que quiere hacer el canal, es entender que las áreas dramáticas sí son un soporte de un canal".

Consultada por las malas decisiones de la estación, Luz Valdivieso manifiesta que "todo comenzó con la partida de la Quena, que tuvo que pelear por muchas cosas, pero tuvo que irse finalmente. Quizás pensaron que era algo menor y que las personas son reemplazables, sin embargo, no. Y creo que hacía falta lo que está pasando ahora, inyectarle no sólo plata al área dramática, sino que los mejores recursos técnicos y humanos", a lo que añade que "los mejores tienen que estar en el área dramática, es un área que sustenta la parrilla completa, por eso hay que cuidarla y hay que hacer un gran trabajo en equipo".

En relación a la partida de Álex Bowen, en tanto, la figura que debutara en TV en "Piel canela", del 13, declara que "él me dio una oportunidad que no puedo negar, que fue hacer el protagónico de "No abras la puerta" y de eso estoy muy agradecida".

Acerca de lo que viene para TVN, la actriz, que hasta es la cara de la promoción del Festival del Huaso de Olmué 2015, sintetiza que "yo veo súper auspicioso el futuro, nos levantaremos, ahora hay gente que conoce del medio y de las teleseries... se entendió que las teleseries son un género que no podemos mirar en menos y que, por lo mismo, no cualquier persona es capaz de hacer buenas teleseries a pesar de haber sido exitoso en otros productos de ficción".

Luz Valdivieso, en todo caso, estará alejada el 2015 de las telenovelas de la estación de Avenida Bellavista 0990 ya que se irá a recorrer con su familia Estados Unidos por algunos meses, aunque de eso confiesa que no quiere hablar públicamente.

Nicolás Figueroa

" class="gi" />
  • . Imagen Por:
  • . Imagen Por:
  • . Imagen Por:
  • . Imagen Por:
  • . Imagen Por:
  • . Imagen Por:
  • . Imagen Por:
  • . Imagen Por:
  • . Imagen Por:
  • . Imagen Por:
  • . Imagen Por:
  • . Imagen Por:
  • . Imagen Por:
  • . Imagen Por:
  • . Imagen Por:
  • . Imagen Por:
  • . Imagen Por:
  • . Imagen Por:
  • . Imagen Por:
  • . Imagen Por:
  • . Imagen Por:
  • . Imagen Por:
  • . Imagen Por:
  • . Imagen Por:
  • . Imagen Por:
  • . Imagen Por:
  • Poder, amor, belleza y venganza son los tópicos que pueden definir mejor el primer capitulo de “El Sultán” que debutó esta noche después de “Los 80”.

    Halit Ergenç estuvo en pantalla desde las 22 a las 00 horas pero en canales diferentes. “El Sultán”, la nueva teleserie que llegó a protagonizar a la ex estación del angelito tuvo un episodio cercano a los 45 minutos donde la imagen del conquistador, galán y enamorado Onur quedó atrás y se transformó en un poderoso, veleidoso y ostentoso hombre del siglo XVI.

    El primer capítulo estuvo marcado por el ascenso de Suleimán al trono como el nuevo Sultán del Imperio Otomano tras la muerte de su padre. El nuevo dominador asumió el poder con apenas 26 años y debió trasladarse de Maniza a la Estambul para vivir en el nuevo palacio.

    Suleimán I reinó desde 1520 a 1566 y logró consolidar aún más la paz y la estabilidad de su Imperio alcanzando su máxima extensión geográfica que no cesaría hasta 1683.

    El episodio permite darse cuenta de la historia del pueblo turco durante el siglo XVI y cuales eran algunas de las reglas al interior del palacio. El Sultán no podía ser mirado a los ojos, era el amo y señor de su reino y su palabra era la única voz que valía.

    Podía tener a su servicio a todas las concubinas que quisiera pero siempre había una favorita que en el caso de “El Sultán” es Alexandra (Meryem Uzerli) una esclava colorina traída desde Crimea.

    La historia de amor entre ellos comienza con la llegada de una docena de concubinas desde diferentes localidades y que tenían como misión atender a Suleimán. En este ramillete estaba Alexandra una mujer que había perdido a toda su familia en manos de los tártaros. La colorina estaba dispuesta a morir y suicidarse a la primera oportunidad que tuviese porque no aceptaba ser la dueña de nadie menos del Sultán.

    Todo cambia cuando la concubina tiene un sueño con sus padres quienes le piden que por favor vengue su muerte y no deje pasar en vano toda la sangre que se derramó. Es ahí cuando cambia de actitud y hace todo lo posible para que el Sultán la note.

    Primero se desmayó cayendo en sus brazos, acto que dejó inmediatamente flechazo a Suleimán que se reforzó cuando fue una de las elegidas para realizarle un baile junto a otras muchachas. Alexandra además le preparó un sensual baile que fue su pase para ganarse una noche con el en su alcoba.

    Publimetro / M.F.

    Contenido Patrocinado