Las letras chilenas están de duelo: A los 62 años falleció Pedro Lemebel

El velorio y el funeral del escritor serán públicos, para que sus lectores y los ciudadanos en general puedan despedirlo. El primero será a partir del mediodía de este viernes en la Iglesia de la Recoleta Franciscana, ubicada en avenida Recoleta 220; mientras que lo segundo será este sábado en el Cementerio Metropolitano, ubicado en Avenida José Joaquín Prieto Vial 8521, comuna de Lo Espejo.

Por

Una larga batalla contra el cáncer de laringe dio el artista. Su funeral será este sábado en el Cementerio Metropolitano

El destacado escritor nacional Pedro Lemebel falleció a las 02:00 horas de este viernes, a los 62 años, en la Fundación López Pérez, rodeado de amigos y familiares, tras una larga batalla contra el cáncer de laringe.

“Me duele esta noche tu partida amigo”, escribió su vocero, Aldo Perán, confirmando la noticia; mientras que su familia detalló en un comunicado que “Pedro estuvo aquejado largo tiempo por un cáncer a la laringe y dio una gran lucha contra esta terrible enfermedad, que pretendió dejarlo sin voz, pero ¿quién podría dejar sin voz a Lemebel? Su voz existe y persiste”.

La salud de Lemebel se había deteriorado en los últimos años producto del cáncer, por lo que en 2012 fue sometido a una laringectomía.

El velorio y el funeral del escritor serán públicos, para que sus lectores y los ciudadanos en general puedan despedirlo. El primero será a partir del mediodía de este viernes en la Iglesia de la Recoleta Franciscana, ubicada en avenida Recoleta 220; mientras que lo segundo será este sábado en el Cementerio Metropolitano, ubicado en Avenida José Joaquín Prieto Vial 8521, comuna de Lo Espejo.

Hace dos años, 2013, el autor de “Tengo Miedo Torero” y “Háblame de amores” ganó el Premio Iberoamericano de Letras José Donoso, reconocimiento entregado por su asertividad a la hora de exponer la sociedad chilena; mientras que en 2014 fue nominado al Premio Nacional de Literatura.

En esa ocasión la entidad que premió a Lemebel destacó que “su proyecto creador, de gran riesgo, se sostiene sobre una voz plenamente contemporánea que da cabida a muy diversos registros y soportes: fotografía, instalación, videoarte, perfomance, novela, y con una especial contribución en la crónica literaria actual”.

Cabe recordar que la última aparición pública del escritor fue el pasado 7 de enero, durante un homenaje a su obra “Noche Macuca”, en el marco de la última edición del Festival de Teatro Santiago a Mil.

En su cuenta de Twitter en tanto, @PedroLemebel, el cronista había retwiteado el 8 de enero una noticia en la que se destacaba su participación en dicho reconocimiento, junto a la frase “estamos para quedarnos…”, mientras que el 5 de enero, escribió “y me alumbra el brillo de tu ausencia, esa maldita luz de ángel que dios te brindó”.

Junto con sus conocidas “Tengo Miedo Torero” (2001), “Zanjón de la Aguada” (2003) y “Háblame de amores” (2002), el artista fue cronista de “La Nación”, “The Clinic” y “Punto Final”.

1952 – 2015

Pedro Lemebel nació en Santiago el 21 de noviembre de 1952. Fue un escritor y artista visual que en 1987, junto a Francisco Casas, formó el colectivo de arte “Yeguas del Apocalipsis”, donde realizó un extenso trabajo plástico. En 1989 comenzó a publicar sus crónicas en diversos medios de comunicación nacionales e internacionales. En 1996 incursionó en la radiofonía con su programa “Cancionero” en radio Tierra.

Ese mismo año, 1996, fue invitado a la Bienal de La Habana, en 2004 a la Universidad de Harvard, a la Universidad de Stanford en 2007 y a la Universidad de San Marcos en 2003. En 2006 la Casa de las Américas de La Habana le dedicó una semana al artista.

El primer premio recibido fue premio de cuento en el Concurso de la Caja de Compensación Javier Carrera, en 1983, por “Porque el tiempo está cerca”. También contó con el reconocimiento de la beca Guggenheim en 1999, el premio Anna Setgers de Berlín en 2005, junto con la adjudicación del Fondo de las Artes y la Creación del Ministerio de Cultura de Chile y nominaciones al Premio Altazor por varias de sus obras.

Su trabajo narrativo está presente en la colección de relatos Incontables (1986) y la novela “Tengo miedo torero” (2001). Sus libros de crónica son “Las esquina de mi corazón” (1995), “Loco afán (crónicas de sidario) de 1996, “De perlas y cicatrices” (1998), “Zanjón de la Aguada” (2003), “Adiós mariquita linda” (2005), “Serenata cáfila” (2008), “Háblame de amores” (2012) y “Biachiami ancora forestiero” (Italia, 2008).

Despidiendo a un grande

Tras conocerse la lamentable noticia del fallecimiento de Lemebel, diversas entidades y personajes nacionales le dieron la despedida.

“Nuestras condolencias y respeto a seres queridos de Pedro Lemebel. Referente de la resistencia político cultural”, escribió en su cuenta de Twitter el líder del Partido Progresista, Marco Enríquez-Ominami.

“Hoy las letras y el arte están tristes, lloran a un grande. Descansa en paz Pedro Lemebel”, comentó la alcaldesa de Providencia, Josefa Errázuriz.

La ministra de Cultura, Claudia Barattini, expresó que “es alguien que fue muy cercano, que cambió mi vida, como la de muchos chilenos (…) me abrió a mundos y a reflexiones que no estaban en una joven de esos tiempos”, recordando su trabajo con el escritos en Radio Tierra.

El Movilh, en tanto, comentó que “la pluma de Lemebel representa y refleja la fuerza y vitalidad de los marginados, de los excluidos”, agregando que “despedimos a un grande, al que las élites intelectuales y académicas siempre miraron con sospecha, pero que terminaron por reconocer su creatividad literaria, una pluma que nunca fue moda, sino que arte puro”.

José Ignacio “Chascas” Valenzuela, escritor y guionista nacional, publicó en Twitter “de duelo y doloroso luto por la muerte de Pedro Lemebel. No hay nada más que decir. Solo maldecir rabioso esta injusticia”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo