Daniel Muñoz y rol de Allende: "Grabar en Venezuela tenía un carácter de exilio"

Por

El actor está a un poco más de una semana de debutar en la pantalla grande con la película de Miguel Littin “Allende en su laberinto”, filme que se estrena el 19 de marzo en los cines del país.

Fueron dos años de preparación y varios meses de estudio los que necesitó el actor Daniel Muñoz para preparar a Salvador Allende. Grabar “Allende en su laberinto” no fue una tarea fácil, ya que tuvo cambio de actores y un lugar de locación alejado completamente de Chile -se filmó en Venezuela a raíz de la prohibición de hacerlo en el Palacio de La Moneda-. Sin embargo, casi al final se pudo acceder al palacio presidencial para grabar las últimas escenas.

Muñoz adelanta cómo fue interpretar al personaje en las últimas siete horas de vida del Presidente Allende. “Es un plato fuerte, costó prepararlo bastante, fueron dos años de trabajo. Allende es un personaje transversal, hay gran cantidad de mitos que giran en torno a él, es un ícono en la historia de Chile y había que simplificar el asunto y sacar un Allende desde mi persona”, relata el actor sobre uno de sus roles, quizás, más importantes en su carrera.

Además agrega que la idea era trabajar el personaje desde las aristas en las que se le desconoce, no tanto en su lado político. “Tuve que humanizarlo al máximo, siendo que no es un personaje frágil, pero al humanizarlo se tiende a exponerlo en situaciones cotidianas que  lo acercan”, argumenta el actor.

“En este trabajo con Miguel Littin mostramos la faceta poco conocida de su vida, en la etapa de amigo, de papá y el sentido del humor que tenía que  siempre lo sacaba a flote en situaciones extremas que se coronaron con el 11”, explica el ex rostro de Canal 13.

La Moneda
A pesar de la negativa de grabar en La Moneda, en el gobierno anterior, finalmente bajo el alero de Bachelet se pudo dar curso a las últimas escenas dentro del Palacio. Hecho que, sin duda, emocionó a los actores que fueron parte de esta película a cargo de Littin.

“Es emocionante, porque tu estás en el lugar donde ocurrieron los hechos, a pesar que está todo modificado. Es poco lo que se conserva de aquel edificio”, alude de inmediato Daniel Muñoz.

Pero, para él, hay hechos que son mucho más emocionantes que grabar en la casa de la presidencia. “Es más fuerte el hecho de saber que al lado tuyo habían personas que habían protagonizado los momentos del 11 de septiembre. Eso producía más impacto y también haber hecho toda la película en Venezuela, la emoción de grabar todo allá espero que se plasme en la película. Grabar en Venezuela tenía un carácter de exilio, es como de otro mundo, es algo mágico y muy intenso”, concluye el actor.

Mónica Farkas

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo