El calor y la pasión hizo estragos en Lollapalooza

Por

Una de las cosas por las cuales será recordada la versión 2015 de Lollapalooza será definitivamente el calor. Con un pronóstico de altas temperaturas para sábado y domingo, nada hacía presagiar que ésta finalmente se elevaría por los 33 grados, ocasionando uno que otro estrago entre los asistentes.

Pese a la existencia de una serie de puntos donde la organización del certamen ofrecía refill gratuito de agua a quienes portaran algún tipo de recipiente plástico vacío (como vasos y botellas), junto con los diferentes puestos de comida y bebida establecidos en el recinto; el sol no dejó a nadie indiferente, provocando más de algún caso de deshidratación.

Esto fue complementado por la pasión musical y fueron diversos los fanáticos que sufrieron “batallas de guerra” al fragor de los saltos bajo los escenarios, las aglomeraciones en las caminatas y los pisotones en los trayectos.

Con esto, en total fueron un par de decenas de personas quienes tuvieron que visitar los diferentes puntos de atención médica de urgencia establecidos al interior del Parque O’Higgins, quienes atendieron raudamente a los fanáticos musicales; para que luego de recibir algunos cariños de los especialistas, ellos retornaran hidratados y con algunos parches -o vendajes- de vuelta a lo suyo: la música.

Por: ROP Villanueva

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo