Chris Ryman: "Estoy más cerca de Jesús, ahora que intenté matarlo"

Por

Imagen foto_0000000120150326204921.jpg

El actor inglés es parte de “Quién mató a Jesús”, nueva producción de Nat Geo que se estrena este domingo 29 de marzo en todo el mundo.

 

 

“Quién mató a Jesús”, es el nuevo tv film de National Geographic Channel, basado en el best-seller de Bill O’Reilly y Martin Dugard, donde se narra desde un punto de vista histórico, político y social, cómo sucedieron los hechos que desencadenaron en la brutal crucifixión de Jesús.

La producción fue rodada íntegramente el desierto de Marruecos con un equipo de 250 personas y más de 4.500 extras, y en su elenco se encuentran actores de la talla de Kelsey Grammer (ganador de 3 Globos de Oro), Stephen Moyer (“True Blood”) y Rufus Sewell (“El ilusionista”), junto a Haaz Sleiman quién interpreta a Jesús y Chris Ryman, actor que da vida a Malco, uno de los ejecutores del hijo de Dios.

¿Cómo estuvo la experiencia de grabar en el desierto de Marruecos?

Lo primero es decir que todos fuimos muy afortunados por tener un elenco y equipo muy amigable. Para la producción en Marruecos trataron de hacer lo mejor para que la experiencia fuera grata para todos, pero podrás imaginar que surgieron un montón de inconvenientes durante el rodaje en el desierto. Cuando estás en una ciudad, si algo se echa a perder sólo debes ir a una tienda adecuada y comprar lo necesario, pero cuando ocurrían problemas de este tipo allá, debíamos esperar mucho tiempo para que se resolvieran.

Algo que fue muy complicado fue el poder resistir el calor, pues la mayoría estaba ocupando vestuarios muy pesados y arropados. Era complicado aguantar el calor del desierto, pero habían personas con sombrillas y cosas así para ayudarnos. Fuera de estas cosas técnicas, fue increíble trabajar en el desierto. Se sentía como estar realmente en en la época que queríamos representar. El set contenía elementos muy antiguos. Por ejemplo, el templo judío tenía como base uno construido para un filme italiano de hace 40 o 50 años. Y bueno, el paisaje era increíble.

Fuera de lo técnico ¿qué fue lo más difícil que debiste enfrentar durante el rodaje?

Mira… había tantos actores fantásticos. Desde famosos a desconocidos. Habían algunos a quienes seguía desde que era un niño y otros a quienes he estado viendo en los últimos 10 años. Había un standard muy, muy alto en nivel de actuación. No diría que fue difícil, pero sí, quería asegurarme de poder entregar el mismo nivel que los demás.

Este fue un proyecto con tiempos acotados, no podíamos darnos el lujo de realizar muchas tomas. Tenías que asegurarte de que quedara bien en el primer intento, entonces tenías que estar muy preparado, haber ensayado mucho, porque no tendrías más chances. Tenías que estar muy concentrado, porque el tiempo estaba en contra nuestra. De todas formas, esta intensidad es algo bueno, no es algo malo, pero te obligaba a estar muy enfocado para estar al nivel de los mejores.

La Biblia no habla mucho de tu personaje (Malco), entonces ¿cómo fue el proceso para entenderlo y transformarte en él?

Sí, bueno, fue algo muy interesante. Cuando leí el guión para el personaje estaba muy claro. Era algo como un general, estaba a la cabeza de la seguridad del templo judío y esa era su vida. Proteger el tiempo física y políticamente. Entendí que era alguien muy seguro de si mismo, muy orgulloso de su trabajo y todo lo que se interpusiera con su cometido, sería un problema para él.

Malco se menciona muy poco en las Biblia, entonces tuve que imaginar lo que no estaba en el guión. Para eso me enfoqué en soldados y militares que estuvieran metidos en política, porque el personaje de Malco se involucraba en cosas de política y gobierno, casi como un espía secreto que busca conspiraciones contra el poder. Investigaba cosas, como quién era Jesús y qué hablaba la gente sobre él.

Después de filmar me enteré que Malco, probablemente, fue un esclavo, un sirviente de sacerdote que al pasar el tiempo se transformó en un hombre libre y llegó a liderar la seguridad del tempo… pero claro, lo descubrí muy tarde (risas).

¿Crees que “Quién mató a Jesús” mostrará una perspectiva diferente de la historia bíblica de la crucifixión de Jesús?

Sí. Creo que lo hará porque la manera en fue escrito el libro y el guión crea un drama histórico y político. Entonces, no es que todo lo que tiene que ver con lo sobrenatural se obvie, pero queda de parte de los espectadores el ver ese lado de Jesús. Las personas olvidan que la mayoría de las historias que vienen de la Biblia están llenas de política y momentos históricos, y es genial que este film tome eso como un punto a destacar, porque además muestra un lado más humano. Incluso, si quitaras todos los milagros de Jesús, seguiría siendo un increíble y potente hombre.

Algunos actores que han trabajado en películas y series inspirado con historias bíblicas, dicen sentir algún tipo de “cambio espiritual” o mayor “cercanía a Dios” ¿Es este tu caso?

Yo creo en Dios y Jesús. Para mi, trabajar en este proyecto es una bendición. Es realmente algo muy importante. Aún interpretando a este horrible personaje (risas). Este es el proyecto más grande en el que he estado y es genial que sea una historia bíblica, pero claro, me tocó ser el hombre que mata a Jesús (risas). ¿Pero sabes? es algo bueno representar a ese otro lado, porque pese a que mi personaje fue tan furioso y violento con Jesús, tuvo un encuentro con él. Fue una experiencia increíble, realmente me siento muy bendecido de ser parte de todo este proyecto y sé que algo especial saldrá de aquí. Este trabajo sólo aumentó mi fe y mi confianza en Dios.

Encontes… ¿tratando de matar a Jesus, te sentiste cercano a él?

Sí (risas). Estoy mucho más cerca de Jesús, ahora que intenté matarlo. Es algo divertido, pero de cierta forma estoy feliz de que me tocara este personaje en vez de ser uno de los discípulos. Pude experimentar otro lado de Jesús, porque aún cuando mi personaje lo trataba tan horriblemente, él le decía “te amo y te perdono”. Eso me mostró el verdadero poder de Jesús. Hay muchas enseñanzas ahí.

¿Cómo fue Haaz Sleiman interpretando a Jesús?

Haaz es un hombre maravilloso y un tremendo actor. Es muy profesional y además muy amigable con todos. Él es la persona perfecta para interpretar a Jesús. Fue increíble poder transformarnos en amigos, porque debimos enfrentar escenas muy intensas y violentas, y aún cuando se trataba de una actuación, estaban llenas de energía que son difíciles de digerir. Entonces fue un privilegio poder actuar con él, que hacía que las cosas no terminaran siendo duras.

¿Qué será lo que verá la gente en “Quién mató a Jesús”?

Verán a un hombre de verdad. Es muy fácil, cuando se habla de Jesús, imaginarlo como Dios en la tierra de manera espiritual, pero ahora verán un hombre íntegro e inteligente. Un hombre muy amable y fuerte. Y esto es importante porque él fue un hombre en la tierra, comúnmente se lo imagina como si fuera un ángel y eso está mal. Era un hombre como nosotros, trabajador. Lo verán como un hombre inspirador con quien te puedes relacionar.

Mauro Canales

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo