"Papá a la deriva" aplasta a la competencia y se transforma en el nuevo gran éxito de Mega

Por

Este lunes 25 de mayo, el área dramática de Mega, comandada por María Eugenia Rencoret, estrenó su nueva teleserie vespertina, “Papá a la deriva”, grabada en Valparaíso y centrada en un marino viudo y con cuatro hijos que empieza la búsqueda de una nueva madre para sus retoños. La apuesta fue todo un fenómeno en materia de rating, heredando los buenos resultados de su antecesora, “Pituca sin lucas”.

Según cifras entregadas por el canal del grupo Bethia, entre las 20.28 y 21.30 horas, la nueva telenovela promedió 33,1 puntos de rating on line con un peak de 35 unidades. En el mismo horario, el resto de los canales marcó lo siguiente: Chilevisión 11; TVN 6,8; Canal 13 5,3; y La Red 1 punto.

Cuatro hijos problema, un padre complicado y una joven dispuesta a cambiar todo

“Papá a la deriva” es original de Daniella Castagno (“Ámame”, “Brujas”, “Aquí mando yo” y “Vuelve temprano”), tiene en la dirección a Felipe Arratia (“Somos los Carmona” y “Volver a amar”) y partió su trama mostrando las desventuras del capitán Bruno Montt (Gonzalo Valenzuela), un marino viudo desde hace cinco años que no sabe controlar a sus tres hijos menores, Esmeralda (Li Fridman), Arturo (Nahuel Cantillano) y Marina (Giulia Inostroza).

El clan Montt Balmaceda es un completo desastre: están a punto de ser expulsados de su colegio, cada nana que llega a su hogar se va rápidamente y no respetan las duras reglas de su padre. Pero un día todo esto cambia, ya que el fiel mayordomo de Bruno, Queno Padilla (Claudio Arredondo), y aprovechando que la lancha de su hija Violeta (María Gracia Omegna) tiene un grave desperfecto, llama a su primogénita para que lo ayude a cuidar a los tres hijos menores de su patrón.

Y si bien a ella no le gusta la idea, ya que lo que le apasiona es ser lanchera, acepta el desafío por un día. Día en que Esmeralda, Arturo y Marina gozan como en mucho tiempo no lo habían hecho… si hasta llegan hasta el muelle Prat junto a Violeta, quien los llevó hasta allí para ayudar a Arturo a hacer una tarea de inglés junto a su amiga “gringa”, Mary-Ann (Constanza Mackenna). Eso sí, esta decisión causa una gran molestia en el capitán Montt, quien termina teniendo una gran discusión con Violeta y echándola de su casa.

Sin embargo, toda la molestia del personaje de Gonzalo Valenzuela se le pasó luego de que la pequeña Marina se escapara de su casa y fuera al cementerio a visitar la tumba de su madre. Ahí se encuentra con el papel de María Gracia Omegna, quien la lleva de vuelta a su hogar. Posterior a esto, Bruno decide ir a buscar a Violeta y le dice que quiere que ella sea la mujer que se dedique a cuidar a sus hijos. 

Acerca de la nueva apuesta que está poniendo en las pantallas de Mega, María Eugenia Rencoret señala que “tenemos un producto muy bonito, que es muy emotivo, que tiene comedia, que tiene historias de amor entrañables y que tiene personajes muy queribles y humanos”.

Nicolás Figueroa

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo