Salosny y Jara: "Vamos a seguir con el "Mucho Gusto" hasta que el público quiera"

Por

Luis Jara y Kathy Salosny se han consolidado como los rostros de las mañanas, alcanzando el primer lugar en los matinales desde el 1 de enero hasta la fecha con un promedio de 6,9 puntos. La dupla revela las claves de este éxito, la convivencia del día a día y otros detalles.

-¿Qué piensan del éxito del matinal?

Kathy Salosny: Es resultado de un trabajo súper honesto y austero. En un momento no sabíamos adónde íbamos, aunque sí teníamos una intención. Los dos sabíamos que teníamos que pegarnos un salto para competir con el resto de los canales y sucedió, pero eso significa trabajo, cohesionarte con tu partner y con el equipo, creer en un proyecto. Eso sumado a que con Lucho venimos un poquito de vuelta, no tenemos que demostrarle nada a nadie y no queda más que gozar, lo que ha sido la génesis del éxito.

Luis Jara: Creo que se debe más a la creación de un espíritu. Llegamos al matinal y hay una atmósfera que tiene componentes humanos, aquí importan mucho nuestras historias, nuestro día a día, trabamos como personas y eso ha hecho que estemos en sintonía con el público. Hay un Chile real que espera que se sintonice con él, entonces nosotros nos hemos desnudado en pantalla de manera espontánea, con muchísimo humor y develar cosas de nuestra intimidad ha generado un espíritu exquisito. No hay ningún día en que no hayamos querido venir al “Mucho Gusto”.

-Pensando en lo que vemos en pantalla, ¿de dónde vienen tantas ideas?

S: Hay una cosa espontánea, sentimos el permiso de que si se nos ocurre cualquier cosa delirante la vamos a hacer. Esto es una comedia de equivocaciones y aciertos espectacular.

J: Hay un equipo en ebullición, a todo el mundo se le ocurre algo, es un equipo que siempre está pensando qué hacer. Acá no hay sólo un gran generador, es una masa humana en ebullición 24/7, yo reviso mi whatsapp de Mucho Gusto y estamos chateando hasta el domingo a las 1:00 horas. Hay una gran sintonía.

-¿Cómo es el día a día entre ustedes tras pantalla?

S: En mis 30 años de carrera no me había encontrado con alguien tan honesto sin decir palabras, a veces con una mirada o un gesto entiendo que Lucho no está bien, lo que es súper potente, bonito y sano, porque acá no hay ego. Agradezco trabajar con un partner que es así de manifiesto, me gusta mucho.

J: Como todas las relaciones nos ha costado conocernos, pero yo me he adaptado a ella, porque con los años uno adquiere mayor tolerancia, venimos de mundos distintos, pero nos hemos conectado de manera fantástica. Para mí es diferente hacer el programa con o sin la Kathy, hay una complicidad que se da pese a nuestras diferencias.

-¿Y con el resto del panel?

J: Somos millones en pantalla, a veces siento que voy en una micro (risas). A veces me pregunto cómo se hace eso, es una divinidad gigante. Para mantener esto hay que hacer una pauta, pero es más importante mantener el espíritu y cuidarlo, cerrar filas, querernos. Pasamos muchas horas juntos, por lo que también es relevante que cada uno se despeje por su lado por sanidad, aunque cada cierto tiempo nos da por el asado e inventar celebraciones.

S: Es tan potente, todos quieren estar ahí. Hacemos una cocina de v verdad, todo es como uno lo ve en pantalla, honesto y auténtico.

-¿Cómo proyectan el futuro del matinal?

J: Es el día a día, lo que dure y depende de nosotros. Van a haber crisis, pero hay voluntad. Este equipo quiere seguir pasándolo bien, pero no sabemos por cuánto tiempo, así que es mejor vivir el día a día. Me gustaría pensar que vamos a seguir con el “Mucho Gusto” hasta que el público quisiera, ellos son los que mandan. Hoy día somos producto de la gente.

S: Eso tiene que ver con los años, uno ya no tiene grandes ambiciones. Mis sueños, por ejemplo, están cumpliéndose bajo ciertos parámetros. Se va sumando el goce de la vida que es lo más importante y eso simplifica harto, porque ya no tienes que demostrarle nada a nadie ni a ti mismo.

Catalina Ruiz Ravello

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo