Estos shows en Chile quedaron marcados por la polémica y los escándalos

Por

Por estos días Marisela hace noticias en Chile y no exactamente por su música. La llamada “Dama de hierro” estaría este lunes en el Movistar Arena junto al Pimpinela y Pedro Fernández, pero la jornada terminó con la mexicana sin subir al escenario y acusando lesiones por parte del Staff del dúo argentino.

Según indicó Aladino producciones, Marisela debía presentarse a las 20:00 horas, mas no llegó al lugar. Sin el show de apertura, Pimpinela inició su participación a las 21:30 horas, y mientras estaban en escena, Marisela intentó interrumpirlos en “evidente estado etílico”.

Finalmente, el público presente se retiró del lugar con los argentinos y Pedro Fernández en la memoria. El hecho nos hace recordar otros conciertos en que, lamentablemente, la polémica se mezcló con la música.

 

Una larga espera bajo la lluvia

 En diciembre de 2012 Madonna tenía una cita con sus fanáticos en el Estadio Nacional. Sin embargo, el show de la “Reina del pop” tuvo un retraso de dos horas y media. Por si fuera poco, una sorpresiva lluvia inundó el coliseo deportivo que alojaba a unos 50 mil fanáticos. Tras la larga espera, la cantante se presentó durante 80 minutos y dejó un sabor más que amargo en sus seguidores.

No hay primera sin segunda

Los muchachos de Guns n’ Roses no tienen fama de puntuales y en 2010 lo dejaron muy en claro ante sus fans chilenos. Se suponía que se presentarían a las 21.00 horas en el Movistar Arena, sin embargo a eso de las 23.00 Axel Rose recién pisaba suelo chileno en un vuelo privado proveniente de Uruguay. Finalmente, la banda inició su show pasada la media noche. Situación similar se vivió en octubre del 2011, cuando la agrupación volvió a retrasarse e inició su presentación en el mismo recinto después de la una de la madrugada.

Con carne no hay show

Morrissey dejó la grande en la tercera noche de Viña 2012. El ex The Smith quiso salir antes de tiempo a escena, por lo que toda la programación del Festiva se movió y dejó sin espacio para la competencia folclórica. Además, exigió no ser interrumpido durante el show y expulsó a Cristián Sánchez de la Quinta Vergara. Pero la polémica historia no terminó ahí. En su paso por Santiago, la noche siguiente, el inglés prohibió que se vendiera hamburguesas y completos dentro del Movistar Arena y solicitó que se retiraran los platos con sushi y camarones del sector vip o no realizaría su presentación. Tras seguir sus ordenes, el cantante se entregó por completo a sus fans.

El doloroso caos

Fue una tragedia. La banda inglesa Doom, iconos del punk de los noventa, llegaba por primera vez a Chile para presentarse en un centro de evento en Bellavista. Sin embargo una estampida en el ingreso del recinto dejó a cuatro personas fallecidas y otro grupo de personas en estado grave. Para los músicos, fue una “pesadilla” que jamás olvidarán.

La batalla de Santiago

El 11 de octubre de 2010 será recordado como el día en que Rage Against the Machine debutó en Chile, pero también, porque fue el día en que la polémica división entre cancha general y cancha vip, vivió su colapso. Antes de la presentación de la banda norteamericana, cientos de personas saltaron de un lugar a otro. El caos fue tal que finalmente la seguridad del lugar, después de recibir unos cuantos golpes y golpear otro tanto, dejó que el caudal de fanáticos cruzara las barrera a riesgo propio. Eso si, algunos guardias de buen corazón optaron por ayudar a los asistentes a cruzar para evitar mayores accidentes. El show fue llamado “La batalla de Santiago” y terminó con 14 detenidos a las afueras del Estadio Bicentenario de La Florida.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo