Jeimy Osorio: "Lloré cuando me dieron el papel de Celia Cruz"

Puertorriqueña comenta cómo fue que se hizo del protagónico de “Celia”, uno de los estrenos más relevantes de la parrilla del último semestre de Canal 13.Puertorriqueña comenta cómo fue que se hizo del protagónico de “Celia”, uno de los estrenos más relevantes de la parrilla del último semestre de Canal 13.

Por

A sus 28 años y con credenciales como haber actuado en la película “Che”, junto a Benicio del Toro, además de una participación en “Rápido y furioso” gracias a que se instaló en Estados Unidos hace varios años, lo que le permitió acceder a castings varios que le fueron abriendo un sinnúmero de puertas, ahora Jeimy Osorio está enfocada en “Celia”, el protagónico de la serie internacional del mismo nombre que llega a Chile a través de Canal 13 durante las semanas próximas. Rol que ella define como el de su vida. El resultado de la primera entrevista que concede a un medio nacional en las líneas siguientes.

¿Cuál es la sensación por haber encarnado a Celia Cruz?
-Estoy muy contenta, acabo de salir en una entrevista en CNN, está teniendo muy bien recibimiento la serie, estamos celebrando, esperábamos que la serie tuviera éxito, pero no pensamos que fuera tanto, estamos muy contentos.

¿Cómo te hiciste del papel?
– Hice un casting en enero del 2014 como Celia joven. Fui lo más sencilla, hice dos escenas. Y también canto, creo que eso me dio un poquito de ventaja. Luego me tocó esperar la llamada más larga de mi vida, le pedí mucho a papá Dios, le dije que estaría muy bendecida si me daba el papel.

¿Cantaste? ¿Cómo fueron las escenas a las que aludes?
-La primera escena es en la sonora, cuando ella conoce a Pedro (el amor de su vida) y se muestra cómo se da la situación. Y la segunda fue los últimos días de Celia, una escena muy fuerte, con toda esa emoción. Y por último una canción. Pensé que me iban a llamar una segunda o tercera audición, pero sólo fue eso.

¿La llamada más larga de tu vida?
-Tardó como cinco meses la llamada, en mayo me llamaron porque el proyecto se alargó un poco. Me llama mi manager, me dice “¿tú estás sentada? Siéntate, ya escogieron a Celia, eres tú”. Yo no reaccionaba, cuando más tarde llego al gimnasio, me miro al espejo y caigo al piso a llorar de la emoción, “no lo puedo creer”, decía. Y pensaba, “cuando llegue a Colombia se me pasará ¡Y no se me pasaba!”.

¿Sientes que es lo más relevante que has hecho en tu carrera?
-Esto es lo más importante. Nunca había tenido la oportunidad de protagonizar un proyecto, trabajé mucho y también hice conciencia de lo que estaba haciendo, unas 14 o 16 horas diarias en total con todo. Llegaba de grabar a ensayar, estaba con mis papás un rato y luego me iba a repasar. Eso de salir, nada. Así ocho meses, muy en serio, porque sabía la responsabilidad que tenía. Tengo que darle respeto a la profesión, aquí hay un equipo, tenía que ponerme a la altura de la situación, mi reto fue mantenerme concentrada y disfrutarme el proceso porque pueden venir muchas inseguridades. Traté de que fuera divertido, con mis compañeros lo disfrutamos mucho.

Funcionó de manera mágica y perfecta…
-Podría decir que sí, todos puntuales, un ambiente muy liviano pero profesional. Nos reuníamos con el director y los compañeros, ensayábamos las canciones, nos daban tiempo, practicábamos con la orquesta. Con ese amor y compromiso que teníamos con la serie, todo fluía.

¿Cómo hiciste para transformarte en Celia?
-Mucho video, estuve viendo películas de la época, viendo entrevistas, presentaciones, cómo se movía, fui a Cuba para sentir el aire cubano, todo desde el respeto, quiero hacer un tributo, no una imitación, quiero que la gente se identifique.

¿La caracterización física fue muy compleja?
-Me tocó subir de peso cuando estaba en el punto exacto, hago ejercicios seis veces a la semana, como muy natural, me pegó un poco porque tuve que subir 12 kilos, tenía que comer y como me encanta comer tomé vacaciones y comí divino. En mayo terminaron las grabaciones, ahora estoy empezando a sentir que quepo en la ropa, estoy en el proceso, no quiero pasar hambre, no me quiero obsesionar.

¿Qué sentiste cuando te viste?
-Fue no reconocerme del todo, cambié mucho. Mi cuerpo cambió, me pusieron una prótesis dental en Colombia, hubo un tiempo de acostumbrarme con los dientes, las cejas me las cortaron a la mitad. Hacer ese contraste y verlo en pantalla… es mucho el cambio, a veces digo “esa no soy yo”. Siento tanta satisfacción, me puedo sentir orgullosa.

¿Te enamoraste de Celia?
-Estoy enamorada de este personaje porque me ha abierto los ojos a muchas cosas. He aprendido a amarme más, ella no se encontraba la mujer más hermosa, pero se quería mucho, era honesta con ella, con los demás. Celia ha sido la escuela más grande para mí, Celia no fue Celia sola, tuvo a mucha gente que la protegió. Y era muy apegada a Dios.

Tú también lo eres…
-Sí, a veces digo que a Dios lo vuelvo loco, porque le pido tanto. Tengo a mi familia, a mis amigos unidos, todo.

Carolina Ceballos

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo