Teletón: Niño símbolo 2014 le manda recado a Esteban Paredes

Matías Torres comenzó a dar sus primeros pasos tras una espera varios meses.

Por

Matías Torres está en kínder en un colegio en Quilicura donde hoy habrá una gran celebración. El aniversario del recinto estudiantil que tiene al pequeño de escasos seis años recién cumplidos como candidato a rey feo es uno de los motivos para la fiesta de esta jornada. Pero hay más. Ayer a primera hora en el Instituto de Rehabilitación Infantil de la Teletón (IRI), se vivió un gran momento para la familia del niño símbolo 2014.

Tras varios meses de ansiosa espera, el célebre paciente recibió un par de rodillas que llegaron a Chile para cambiar su vida. Y es que desde ayer Matías sabe lo que es doblar las piernas que durante toda su existencia había mantenido en completa rigidez.

“En cinco minutos me pusieron mis rodillas. Empecé a caminar, a doblar las piernas. ¡Me sorprendió mucho la Teletón!”, dice emocionado Matías tras una larga espera de, como él mismo cuenta, “muchos meses”.

¿Qué nuevas posibilidades le otorgarán sus nuevas rodillas? “Si me caigo me podré parar, me podré subir a los juegos de mi colegio. Antes no podía subir porque no tenía rodillas. Tenía que estar puro en el pasto, aburrido”, cuenta con evidente entusiasmo Matías luciendo orgulloso sus nuevas extremidades.

Su mamá, Ingrid Contreras, igualmente feliz y emocionada que él cuenta que por las prótesis de rodilla no hubo pago de por medio, que Teletón jamás les ha cobrado un peso por la rehabilitación de su resuelto hijo.

¿Qué ha pasado en el tiempo que sucedió a la Teletón 2014? “Muchas cosas. Estoy en el colegio, en Navidad voy a pasar a primero. Voy a estar muy feliz porque mi vida va a cambiar mucho con mis rodillas”, se apresura a responder quien de manera casi espontánea se atreve a catalogarse, sin pensarlo dos veces, como el mejor niño símbolo que ha tenido la cruzada cuya versión 2015 se efectuará el 27 y 28 de noviembre.

Y clarísimo tiene por qué su desempeño como el rostro de la Teletón anterior fue sobresaliente. “Porque soy súper simpático”, nos comenta sentado en el taller de arte del instituto donde le acaban de poner sus nuevas prótesis.

Y junto con recordar la responsabilidad que asumió el año pasado en el evento, admite que llegó un momento en que se sintió algo agotado.

“Tenía muchas actividades”, dice aludiendo a su intensa agenda en la previa de la campaña. Agenda que incluyó una visita al estadio Monumental de Colo-Colo, donde pudo compartir con el plantel del equipo del que es fanático.

Matías admite que desea “ser arquero o defensa”. Y admite también que desde su inolvidable visita del 2014 no ha tenido la posibilidad de regresar a los pastos de Macul.

Aunque ganas le sobran. “Fui sólo una vez. Iba a ir otra vez pero no pude porque mi hermana se demoró mucho en llegar con la entrada”, dice recordando su fallida vuelta a los terrenos de Pedrero.

“¿Me pueden invitar?”, pregunta Matías mirando hacia la cancha de su equipo favorito, segundos antes de aclarar que el llamado es directamente “a Esteban Paredes. Esteban, ¿me puedes invitar a ver a Colo Colo? ¡por favor!”, dice el fanático metalero que ya se ve instaladísimo en un nuevo show.

“Fui a Lollapalooza este año. He ido a recitales ya, ahora voy a ir a ver a Iron Maiden”, cuenta sobre el espectáculo que la banda ofrecerá en nuestro país el 11 de marzo del año próximo.

Carolina Ceballos

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo