Jennifer Lawrence, más allá de "Los juegos del hambre"

Exitos de taquilla y numerosos premios. La actriz de 25 años es una de las más exitosas de Hollywood.

Por

En marzo de 2012 el mundo conoció a Katniss Everdeen en la piel de Jennifer Lawrence. Entonces, la actriz tenía sólo 22 años pero ya había sido nominada a un Oscar por “Winter’s Bone” (2010), el universo geek se rendía ante su versión de Mystique en “X-men: First Class” y mostraba sus dotes de comediante en la serie “The Bill Engvall Show” (emitida entre 2007 y 2009).

Sin embargo, tras la primera entrega de “Los juegos del hambre” la popularidad de Lawrence creció exponencialmente. El filme recaudó más de 680 millones de dólares en el mundo, fue aplaudida por la crítica y transformó a la actriz en la chica dorada de Hollywood.

Con estas cartas bajo la manga, Jennifer potenció su carrera y provocó que su seguidores también siguieran su trabajo en producciones menos populares pero de mayor contenido. Así fue como también el 2012 saltó a la pantalla grande con “El lado bueno de las cosas” (“Silver Linings Playbook”), donde interpretó a una mujer bipolar llamada Tiffany.

El papel le significó su primer premio Oscar, además de un Globo de Oro, el Premio del Sindicato de Actores (SAG) y decenas de otros reconocimientos de diversos festivales de cine.

A este filme le siguieron los estrenos de “La casa al final de la calle” y “The Devil You Know”, grabadas años antes y que no tuvieron la promoción, ni la taquilla esperada.

Pero la senda de Jennifer Lawrence continuó con “Los juegos del hambre: en llamas”, que saltó a la pantalla grande en noviembre del 2013 y sumó 865 millones de dólares a las arcas de la saga inspirada en las novelas de Suzanne Collins y protagonizada por Josh Hutcherson y Liams Hemsworth.

En enero del 2014, Chile volvió a ver a la talentosa actriz en la pantalla grande con “American Hustle” (“La gran estafa americana”), cinta dirigida por David O. Russell y que sumó diez nominaciones a los Premios de la Academia, incluyendo uno para Lawrence como mejor actriz de reparto.

Si bien la película, que incluyó en su elenco a actores de la talla de Christian Bale, Amy Adams, Bradley Cooper y Jeremy Renner, no tuvo tanto éxito de taquilla como “Los Juegos del Hambre”, sí fue aplaudida por la crítica mundial le entregó otro Globo de Oro a Lawrence por su rol de Rosalyn Rosenfeld.

En mayo de 2014 Jennifer volvió a encarnar a Mystique en “X-men: días del futuro pasado”, donde tuvo un rol protagónico junto a Hugh Jackman, James McAvoy y Michael Fassbender, bajo la dirección de Bryan Singer.

A esta altura, Jennifer Lawrence ya era catalogada como una de las 100 personas más influyentes del planeta (según la revista Time), rostro de la marca Dior y, nada más y nada menos, que la actriz mejor pagada de Hollywood de acuerdo a Forbes.

Cerrando el 2014 “Los juegos del hambre: Sinsajo – Parte 1”, saltó a la pantalla grande para calentar motores al esperado final de la saga que llega este 19 de noviembre. Mas no fue la última cinta en que vimos a Jennifer Lawrence antes de la esperada conclusión.

“Serena”, dirigida por Susanne Bier y co protagonizada por Bradley Cooper, llegó a las salas de cine en marzo de este año, aunque sin mayor impacto.

¿Y después de “Los juegos del hambre”?

La agenda de Jennifer Lawrence está más que copada. Durante los próximos dos años, se esperan, al menos, cinco nuevas producciones con la actriz como protagonistas.

Entre las confirmadas están “Joy”, “X-men: Apocalipsis”, “Passangers” y “It’s What I Do”, además de un proyecto “secreto” a cargo de Darren Aronofsky.

Así ha sido el gran viaje de Jennifer Lawrence desde que inmortalizó su imagen como Katniss Everdeen. Ciertamente, un papel que será recordado por mucho tiempo, pero que definitivamente no definirá su carrera que aún se encuentra en desarrollo.

PUB/MC

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo