Fosalba y TVN: "Hay que estar en las buenas y en las malas"

Por

Una de las últimas apariciones públicas en el ámbito de los eventos de Alejandra Fosalba fue su participación en una actividad de Mujeres pro de Ballerina, instancia a partir de la que conversamos con ella, alejada de la televisión desde hace un año.

“Lo último que hice fue ‘No abras la puerta’. Estos han sido momentos bastante ricos. Echo de menos trabajar, extraño las teleseries, pero he aprovechado de hacer muchas coasas, de estar con las niñitas (tiene dos hijas), con mi marido nos estamos construyendo una casa. He estado muy preocupada de eso, lo estoy ayudando harto, a mí me gusta mucho el tema de la decoración. Y he tenido también mucho tiempo para entrenar”, dice Fosalba.
Pero su mente y sus afectos siguen ligados a TVN, la casa televisiva con la que tiene contrato hasta el 2017, vínculo que renovó el año pasado tras negociar con Mega.

“Me complica que a TVN no le esté yendo bien, quiero ayudar a que el canal retome el rumbo, me siento muy comprometida con TVN, pero alejada porque sucedieron cosas”, dice aludiendo a su dilatada ausencia de la pantalla, que coincide con que sus grabaciones en la última teleserie que registró para el canal eran fuera de sus dependencias, lo que claramente la impacta.

¿Visualiza su regerso a la televisión en el corto plazo? Fosalba admite que hoy la realidad de alguna manera choca con su deseo. “No tengo proyectos. Y me gustaría volver para ayudar a tirar el carro de TVN”, dice transparentando la sensación de impotencia que este escenario le provoca.

“Se ha comentado mucho, pero nada de eso es cierto”, dice respecto de los trascendidos acerca de los nuevos proyectos del área dramática liderada, desde hace algunos meses, por Vicente Sabatini.
Lo que Alejandra cree es que la realidad hoy es que se “está buscando un proyecto que deje contento a todo el mundo”.

“Me había pasado antes esto de estar fuera, pero nunca como ahora porque TVN no había estado como está hoy”, dice en directa alusión al mal momento de la señal de Bellavista 0990.

“Siento impotencia de no poder estar ahí, tirando buenas energías”, cuenta Fosalba.
“De las crisis igual siempre salen cosas nuevas, ideas. Estoy esperando esas nuevas ideas”, cuenta la actriz respecto de sus expectativas de regresar pronto a su casa televisiva.

“Estoy confiada de que este nuevo ciclo traiga cosas buenas”, dice luego.
Pero en lo concreto, ha sostenido alguna conversación con la jefatura del área al que pertenece?
“Sí, pero las cosas van cambiando. Hay una idea y a aveces cambia. Siento que TVN quiere hacer bien las cosas, de repente no hay que apurarse tanto, puede ser bueno esperar, empezar más tarde un proyecto. Que le guste a todo el mundo, imposible, pero algo en lo que crean todos”, dice confiada en la maduración de los proyectos dramáticos que aún no la incluyen. Fosalba piensa que señales puede tener en marzo.

¿Se ve instalada en algún horario específico? Fosalba, quien ha pasado por todo el abanico de posibilidades que le otorga su ámbito de acción, es categórica en reconocer que este aspecto no es hoy algo de relevancia real para ella, que incluso le da lo mismo.

“Simplemente quiero regresar, todos los horarios tienen su encanto”, admite.
Y en medio de esta tregua televisiva, ¿ha pensado que lo mejor era emigrar a Mega? “No me arrepiento por el momento, este es un gran desafío, hay que estar con tu gente en las buenas y en las malas. Esto es un equipo en el que yo tengo ganas de estar, quiero aportar lo mío en TVN”, dice quien el año 2014 rechazó una propuesta de María Eugenia Rencoret para instalarse en el canal privado.

Carolina Ceballos

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo