Quena Rencoret ante nueva dramática: "No tengo ningún tipo de presión"

La realizadora conversó con Publimetro desde el set de filmación de "Pobre Gallo"

Por

En enero del 2014 la realizadora y su equipo arribaron a Mega para hacerse cargo de un ambicioso proyecto: crear un área dramática rentable. Los planes eran obtener resultados en un plazo de cuatro años, sin embargo el buen trabajo y liderazgo de la realizadora rindieron frutos antes de tiempo y ahora, cuando recién cumplen 24 meses de proyecto se instala en Yerbas Buenas filmando su cuarta producción, la vespertina “Pobre gallo”.

Cómo fue traer todo un equipo de rodaje a un lugar como Yerbas Buenas?
– Tuvimos que trasladar a un equipo muy grande, de más de cien personas, equipos técnicos… es venir a instalarse aquí. El primer viaje son dos semanas, es harto tiempo. Pero somos un equipo que hemos grabado muchas veces fuera de Santiago, tenemos harta experiencia en viajes, así que por suerte nos manejamos bastante bien. Es fundamental la acogida que uno tiene en el lugar y aquí nos han tratado súper bien, la gente ha sido muy respetuosa con nuestro trabajo. Si se ven en cámara, uno les avisa y salen altiro. Nos han facilitado bastante nuestro trabajo. Ha sido rico.

Además de la gente, ¿las autoridades cómo los han recibido?
– Súper bien. De hecho cuando pensamos en grabar aquí vinimos a una reunión con el alcalde, y él y su equipo nos dieron todo su apoyo. Nos ayudaron mucho a encontrar los lugares.

¿Qué ha sido lo más complicado de estar aquí? ¿Se echa de menos a la familia?
– Claro. Eso es un poco lo que nos ha pasado a todos. Finalmente alejarse de la familia es duro. Yo soy súper gallina con mis pollos y claro, si bien es cierto aquí uno tiene amistades muy buenas y de muchos años, evidentemente echa de menos. Además, de repente uno estás grabando y te llaman por teléfono: “¿mamá, cuando te vienes para acá?”, Y a uno se le parte el corazón. Ese es uno de los temas que a uno le afecta.

Pero eso vale la pena al ver resultados…
– Creo que vale la pena cuando uno ve lo que pasa cuando terminas un trabajo, cuando después de editarlo ves lo lindo que quedó el capítulo uno. Estos lugares son muy bonitos, te llenan la pantalla. Entonces también la gente que lo ve te agradece mucho porque la trasladas a lugares donde ellos no van o no han tenido la oportunidad de ir. Cuando uno ve terminado el trabajo, ahí dice, “pucha que valió la pena. Valió todo el esfuerzo venir más cien personas, dejar a la familia”, etc. Ojalá que la gente lo reciba igual, que le guste, que se entretengan, que lo pasen bien viéndola.

Vienen con un súper bien pie. “Pituca sin lucas”, “Papá a la deriva”, “Eres mi tesoro”, a todas las teleseries les ha ido bien…
– Sí, bueno con “Eres mi tesoro” nos lanzamos en un horario difícil, en el que nunca habíamos estado y nos fue bien. Para nosotros ha sido, de verdad, algo súper bonito, estamos tremendamente agradecidos de la gente que nos ha querido seguir y se ha dado la oportunidad de vernos en distintos horarios,

¿Te sientes exitosa? Llegaste a Mega y todo comenzó a funcionar perfectamente…
– No sé, estoy muy contenta con el equipo que estamos trabajando. Creo que estos son trabajo colectivos, no son individuales. Si bien es cierto soy la cabeza del área, es un trabajo colectivo. Somos muchas las personas que hacemos que este trabajo esté en pantalla, esté bien hecho y funcione. Desde el guión, los actores, el equipo técnico, vestuaristas, montaje. Es un equipo muy grande y creo que para que existan buenos resultados, tiene que haber un trabajo colectivo, y valoro el trabajo de cada una de esas personas, porque siento que hacen su pega con mucho cariño y son los mejores. Y finalmente, lo que uno ve en pantalla es un trabajo tremendamente bueno, independiente de los resultados que se tengan.

A propósito de los resultados, ¿hay presión por mantener el nivel?
– No. Yo no he sentido esa presión en lo absoluto. En la invitación que se me hizo para levantar esta área o armar un área dramática nueva, fue sabiendo que teníamos todo en contra. Sabiendo que teníamos una audiencia de siete puntos, que no había costumbre de ver teleseries en Mega. Y en el fondo pedí permiso a la gente para entrar a sus casas y que nos vieran a nosotros en este canal. Entonces, presión nunca, desde un comienzo se nos dijo, “esta pega va a ser dura, es un proyecto a largo plazo”. Nosotros calculábamos que la primera teleserie la íbamos a tener a los dos años de trabajo y la tuvimos en el primero, que ya fue una cuestión que ocurrió mucho antes de lo que esperábamos. La verdad es que presiones de ninguna tipo. Saben perfectamente lo difícil que es este trabajo y nosotros estamos apostando a mantenernos lo mejor posible. Pero, también uno tiene que estar preparado porque, obviamente, no siempre vamos a bailar con la linda. Esto es algo que en algún minuto se nos puede dar vuelta y tenemos que estar preparados para revertir lo que pase,

¿Qué sientes al ver que el trabajo que hacen hace dos años ha rendido frutos tan rápidamente y que están generando empleos en un momento tan difícil para la industria?
– Para nosotros eso ha sido súper rico sentir que efectivamente somos un área que estamos trayendo gente, que creemos en la función nacional, que para mí es uno de los productos más importantes dentro de nuestro medio, y la verdad es que es muy grato poder crecer, traer más gente, crear más empleos y hacer más producción nacional. Eso es algo que valoro mucho. Nuestro norte es hacer un área dramática muy potente, sólida, grande. Ser una fábrica de contenidos nacionales y para el extranjero. Hoy Telemundo ya nos está distribuyendo. Así que la verdad es que sí, se ambiciona a crecer harto. Ojalá lo podamos hacer. Es un camino que estamos haciendo de a poco, con mucho esfuerzo y rigor, independiente de los resultados.

Mauro Canales

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo