Don Francisco: "Sigo con la misma pasión, no con la misma energía"

A horas del inicio de la Teletón 2015, el líder de la cruzada recibió a Publimetro y compartió sus necesidades en torno al maratón del que espera seguir al frente hasta que su cuerpo se lo permita.

Por

 

¿Cómo se siente?
-Un poquitito cansado porque me han tocado muchas horas y en muchos frentes. He estado más involucrado porque he estado acá. Siempre llego una semana, diez días antes. Ahora llevo como cuarenta días.

¿Con la misma energía de siempre?
– Con la misma energía imposible, eso sería mentira. Creo que con el mismo interés, la misma buena disposición. La misma pasión, pero no la misma energía, porque soy uno de los que más cree en esta obra. Estoy convencido de que esto es algo espectacular que ha logrado hacer este país. Pueden contar siempre conmigo en la medida que me den las fuerzas. Estamos buscando poco a poco que esto vaya ocurriendo de manera natural. Creo que sería muy penoso para mí que esto que hemos hecho 37 años terminara porque no hemos sido capaces de generar un cambio generacional. Creo que estamos en ese camino.

¿Para cuándo visualiza el cambio?
– Eso depende de la salud de uno, de las capacidades que tengamos. Esto lo he propuesto desde hace mucho tiempo. Y en un momento, cuando quizá lo propuse demasiado temprano, más de diez años, no lo tomaban tan en serio. Hoy sí porque todos tenemos una fecha de término. Dentro de la responsabilidad y el cariño que siento por esto (…) este año hemos hecho un intento realmente serio, hemos hecho un cambio con respecto a la construcción del programa y lo que pretendemos hacer. Tiene dos metas. La de dinero ($28.176.895.804) y la del programa. Tenemos siete animadores que representan los 14 centros. Cada animador tiene dos centros, han ido a las regiones, hablado con pacientes, alcaldes, gente de la región.

Se pusieron el overol y salieron a la calle…
– Sí, para apoyar a su región, sacarla adelante. (Les vamos a decir), “qué pasa con tu región?”. O felicítala. También tenemos la mesa digital (que releva a los telefonistas). La gente está mucho más involucrada.

Volviendo al tema del cambio generacional, ¿ve a alguien?
– Todo depende, los tiempos no tienen por qué ser iguales. De que existe un tren al sur, sí. Pero no puede ser el mismo del año 40. Creemos que esta Teletón con 14 centros, después con rehabilitación a distancia, (…) la continuidad se va a dar de manera distinta. A lo mejor no exactamente igual como lo tenemos ahora. Todo puede ir cambiando. Todo tiene que ir adaptándose.

¿Usted se ha ido reinventando?
– Todos nos vamos reinventando. Por eso que también hemos ido aggiornando (actualizando) este programa. Queremos que todos los eventos sean masivos. Tenemos una zumbatón para batir un récord mundial, la gran fiesta de Chile en Puente Alto con Sergio Lagos, el trasnoche con las vedetones, el levanta muertos desde La Vega, el desayuno desde Estación Central, tenis.

Usted va a ser Claudio Bravo en el sketch de humor…
– Claro. He ensayado una vez nomás (el miércoles de esta semana).

La Teletón ha tenido momentos difíciles, la adversidad ha estado presente, ¿se ha sentido desmotivado? ¿Le han dado ganas de bajar los brazos?
– Es que la responsabilidad puede ir más allá de la desmotivación porque tenemos responsabilidad con 30 mil familias. Cuando hubo que cerrar el centro de Coquimbo porque se destruyó, eran quinientas familias que se estaban rehabilitando y detener su rehabilitación es algo muy malo.

¿Alguna vez ha sentido que tiene un peso muy grande sobre sus hombros?
– Muchas veces. Y he tratado de bajarlo. Ese peso lo voy a tratar de bajar ahora con los animadores, que están empoderados respecto a los institutos, más que yo. Eso nos va ayudar en la conducción. Ellos tienen mucho que decir.

¿Y no siente que es usted el principal responsable de que la Teletón se haga y sea exitosa?
– Nunca he pensado así. Es un evento nacional y merece tener ese respaldo. Si no tenemos el respaldo nacional, si no van las personas al banco, no podemos llegar a la meta. Este año tenemos dos metas. Una es la económica y “El abrazo de Chile”. Lo queremos hacer a las doce de la noche y queremos que explote en todos los hogares, barrios y calles. Que la gente sienta esa cercanía, una de otro. Y el domingo, va a ser el domingo, transformarlo en el Día de la familia. Que la gente se acerque, los que están disgustados. No sólo los que están en familia. Los amigos disgustados, los patrones con los trabajadores disgustados. Los políticos.

Ha mencionado que piensan hacer un evento en año eleccionario…
– Queremos preparar algo para el 2017. No sé qué ni cómo porque no lo hemos preparado. Inmediatamente terminada esta Teletón queremos empezar a trabajar en eso. Tiene que ser en otra fecha, distinto.

Usted tiene un rito el día de la Teletón que repite hace muchos años. Revisa libretos y se va a su parcela en Buin con Marcelo Amunátegui y horas antes, con su sensación más visceral, piensa en el discurso, él se lo escribe, duerme y se va al teatro…
– Claro. Duermo lo que más puedo. (Este rito) ya tendrá unos 20 o 30 años, después me vengo, como las ocho al teatro.

Carolina Ceballos.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo